NBA

Wade se repone al dolor para guiar al Heat de Miami a un triunfo sobre el Jazz

Dwyane Wade.
Dwyane Wade.

Estuvo a punto de no jugar. Se hablaba de cierta migraña que le impidió entrenar en horas de la mañana, pero una vez que vistió el uniforme, Dwyane Wade fue el mismo estelar de siempre.

De la mano de Wade, el Heat de Miami derrotó anoche al Jazz de Utah 93-89 para ponerle un final feliz a una gira por por el Oeste del país que le llevó a enfrentar a varios equipos de primera línea.

Miami regresa de este periplo con balance de tres triunfos y dos fracasos.

Habrían sido cuatro triunfos si una mala decisión arbitral no les hubiera arrebatado un éxito ante los Clippers de Los Angeles.

El Jazz había sacado una ventaja superior a los 10 puntos en el primer cuarto, pero Miami logró contraatacar en el segundo parcial y logró irse al descanso arriba en el marcador 47-45.

Wade, que terminó con 23 puntos y seis asistencias, fue un factor importante en el ascenso del Heat y al finalizar los dos primeros parciales ya era el mejor atacante del equipo con 11 cartones.

El lider la liga en anotación con 28.7 puntos por juego, no pudo entrenar en horas de la mañana debido al fuerte dolor de cabeza.

El cuerpo médico del equipo lo trató con Imitrex, el mismo medicamente que utilizó cuando una migraña le impidió jugar el 14 de enero del 2005 ante los Clippers.

El escolta ha sido afectado ocasionalmente por estos dolores desde sus años de universitario.

En su actuación previa, Wade brilló con 37 puntos, 13 asistencias y cinco rebotes para ayudar al Heat a vencer 130-129 en tiempo extra a Golden State.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios