NBA

El Heat de Miami no se duerme en los laureles de regreso a casa

Dwyane Wade.
Dwyane Wade.

Después de la derrota inicial por 38 puntos de diferencia ante Portland, muchos creyeron que la gira del Heat por el Oeste sería lo más parecido a una visita a los círculos del infierno.

Pero Miami conquistó un gran triunfo en Phoenix (107-92), perdió un controversial choque en Los Angeles (97-96), vino de abajo para vencer a Golden State (130-127) en tiempo extra y finalizó con una victoria indiscutible (93-89) sobre Utah.

Bastante ha hecho el equipo de Erick Spoelstra si se toma en cuenta que el propio coacah es un novato, que en la rotación de nueve hombres nadie supera las 6.8 pulgadas y que seis de esos jugadores no tienen más de tres años de experiencia en la NBA.

"No es poco [lo logrado'', afirmó el delantero Udonis Haslem al final del triunfo en Utah. "Definitivamente, no es poco''.

Sin embagro, Haslem es el primero en alertar a todos de que este equipo no toma nada por seguro, a pesar de que el próximo encuentro es contra un conjunto en expansión -lo que significa inexperto y sin identidad- como el Thunder de Oklahoma con balance de 2-17.

"Es cierto que estaremos en nuestra casa y enfrentaremos a un quinteto que se abre camino por primera vez en la NBA'', afirmó el delantero. "Pero nosotros también tenemos mucho que aprender''.

Spoelstra, que hasta ahora ha mostrado madurez y un buen coeficiente de básquetbol, está muy contento con la actitud de su equipo.

"Por algunas razones, mis michachos parecen determinados a probarles a todos que podemos hacer grandes cosas'', indicó Spoelstra "No sé si es un problema individual o colectivo, pero eso le impregna una excelente dinámica a este grupo''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios