NBA

Wade tiene demasiada carga sobre sus hombros

Dwyane Wade no sonríe mucho por estos días.

El Heat comenzó la temporada con renovados aires y poco a poco comenzó ha meterse en un bolsillo a su afición, pero últimamente su juego a decaído de modo preocupante. Y mucho tiene que ver con la estrella. Tras promediar 29.5 puntos en la mayoría de los encuentros, el aporte de Wade ha sido de 17.6 en los últimos tres desafíos.

Tres perdidos contra equipos relativamente fáciles después de haber salido airoso en una gira por el Oeste contra equipos mucho más duros han hecho saltar todas las alarmas.

¿Qué está pasando realmente en el Heat?

En las útimas semanas Wade se echó el equipo encima con más de 30 puntos por juego y el quinteto de Miami se acostumbró a que su líder le sacara siempre las castañas del fuego. Pero todos los días no son de fiesta y en la NBA no es fácil anotar entrando al aro constantemente, sobre todo si se está solo en esta tarea.

Además al no tener un hombre grande que le abra el paso "Flash'' se tiene que desgastar con tiros incomodos que van mermando su rendimiento.

Tal vez Wade no esté tan fatigado sino cansado de ver el pobre aporte del resto del equipo, con hombres que no merecen estar en la alineación titular.

Es cierto que en el primero de estos tres encuentros no estuvo por enfermedad Michael Beasley, un jugador que debería estar siempre en la cancha al ser uno de sus mejores artilleros.

Luego faltó por la muerte de su abuela Udonis Haslem, quien ha experimentado un bajón extraordinario desde que se desempeña como delantero de poder.

Mario Chalmers es el único que se ha venido aplicando alrededor de Wade porque Shawn Marion sigue muy lejos de lo que el puede dar y su falta de compromiso es notable en muchos partidos.

Por si fuera poco, el banco se ha venido abajo. El armador Chris Quinn, el escolta Daequan Cook y el delantero Yaukouba Diawara han perdido peso específico cuando ingresan en la cancha y sus números han bajado considerablemente.

Pero sin duda el mayor problema está en la posición de centro.

Erik Spoelstra con muy buen criterio inició la campaña con Haslem, pero luego cambió de opinión y puso a Joel Anthony, quien no tienen calidad para jugar regularmente en la NBA como titular en esa posición y ahí comenzaron los problemas.

Anthony es bueno bloqueando algunas pelotas pero con un par de tapones no se gana, sus números son paupérimos (2.4 puntos y 4.2 rebotes) y un pívot necesita dominar también en ataque. El muchacho no es malo en defensa sin embargo Andrew Bogut lo metió por un aro el lunes.

El Heat aspira a llegar al menos a la postemporada debe mover mejor a sus hombres, mejorar su defensa, pero sobre todo su ataque, aunque con estos elementos la misión se torna casi imposible.

El equipo de la Capital del Sol necesita reforzarse cuanto antes y tal vez muy pronto su presidente, Pat Riley nos de una sorpresa.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios