NBA

El Heat y equipos del Este lucen ahora más fuertes en la NBA

DWYANE WADE, del Heat, en plena jugada el martes pasado contra los Warriors de Golden Gate.
DWYANE WADE, del Heat, en plena jugada el martes pasado contra los Warriors de Golden Gate.

La Conferencia del Oeste ha dominado la NBA durante la última década. Pero parece que el reinado llegó a su fin.

Los equipos del Oeste ganaron siete de los últimos 10 títulos y tenían una foja favorable frente a los equipos del Este en todas las campañas regulares desde la celebrada en 1998-99. De cara a los partidos del jueves, el Este tenía un récord de 86-64 ante el Oeste en esta temporada.

"Creo que el equilibrio ha cambiado'', dijo Danny Granger, alero de los Pacers de Indiana.

La última vez que el Este tuvo una foja ganadora contra el Oeste en una temporada completa fue en 1997-98. El Este tuvo también un récord favorable en la campaña de 1998-99, abreviada por una huelga.

Si el Este conserva su porcentaje de victorias de .573 contra el Oeste, sería su segundo mejor registro desde 1990.

Varios equipos se reforzaron de cara a la presente campaña a fin de competir con los Celtics de Boston, campeones de la NBA. Ese reforzamiento les ha ayudado también a imponerse a los equipos del Oeste.

Filadelfia se hizo de los servicios de Elton Brand, Milwaukee contrató a Richard Jefferson y Toronto obtuvo en un canje a Jermaine O'Neal. Granger, de Indiana, y Devin Harris, de Nueva Jersey, han sido jóvenes revelaciones, mientras que Miami y Chicago se han aprovechado de sus privilegios en el reclutamiento universitario para mejorar de inmediato.

Con astros jóvenes en el Este, como LeBron James, de Cleveland; Dwight Howard, de Orlando; Dwyane Wade, de Miami, y Chris Bosh, de Toronto, hay todos los ingredientes para un nuevo reinado en la NBA.

"Dallas está envejeciendo, y San Antonio también'', dijo Granger. "Esto seguirá cambiando porque Atlanta es ahora mejor, Orlando lo será por un tiempo, y eventualmente nosotros alcanzaremos nuestro mejor nivel. Esto cambiará''.

Muchos de los jugadores más famosos que lucieron en los playoffs con equipos del Oeste tienen más de 30 años. Shaquille O'Neal, de Phoenix, tiene 36, y su compañero Steve Nash tiene 34.

Por Dallas, Jason Kidd tiene 35, y Dirk Nowitzki 30. Tim Duncan, de San Antonio, tiene 32 años, e incluso Kobe Bryant, de los Lakers de Los Angeles, ha cumplido ya 30.

En tanto, Wade tiene 26, Bosh 24, mientras que James y Howard recién cumplieron 23. Granger y Harris, quienes figuran entre los 10 mejores anotadores, tienen 25, y apenas comienzan a alcanzar su potencial.

  Comentarios