NBA

Feliz a la sombra del gigante O'Neal

PAOLA SUAREZ le imprime un gran esfuerzo a su devolución en el partido celebrado ayer ante 
Gisela Dulko en Seúl.
PAOLA SUAREZ le imprime un gran esfuerzo a su devolución en el partido celebrado ayer ante Gisela Dulko en Seúl. Associated Press

No hay dudas de que cuando un jugador se especializa en una posición su rendimiento aumenta, sobre todo cuando se quita el peso de tener que realizar el trabajo de otro compañero.

Ese es el caso del delantero de poder del Heat, Udonis Haslem, quien desde la llegada del centro Jermaine O'Neal ya no tiene la responsabilidad de realizar todo el trabajo defensivo bajo las tablas como si fuera un pívot.

Y es que Haslem, aparte de haber jugado en esta última posición al inicio de la temporada, muchas veces ha tenido que dejar de hacer sus funciones para ayudar a Joel Anthony, Mark Blount o a Jamaal Magloire.

Haslem ha estado ya cuatro juegos al lado de O'Neal y en ellos sus números han mejorado considerablemente.

Contra Minnesota anotó 17 puntos y luego consiguió sendos doble-doble en los triunfos ante Filadelfia y Detroit, y su porcentaje de anotadas continuó por encima de la media.

Por si esto fuera poco, ha recuperado su misión de anular al mejor delantero rival y el martes Rasheed Wallace puede dar fe de ello, quien se quedó con apenas seis puntos tras sufrir la marca del jugador de Miami.

De ahora en adelante seguramente veremos a un Haslem mucho más eficiente, que tomará más rebotes, tirará mejor y que además perderá menos balones, otra de las grandes ventajas de contar con un verdadero centro.

"UD'' no destaca por su virtuosismo, pero su amor por la camiseta lo ha convertido en una pieza impresindible para el Heat, donde nadie pelea una pelota como él, ni nadie sufre tanto por una derrota como él.

Gracias a su gran corazón y su entrega comparte la capitanía con la estrella del Heat Dwyane Wade, otro que también se benefició con la llegada de un armador titular.

Wade ha crecido un mundo con la llegada de Mario Chalmers, quien ha ocupado con acierto la función de organizador y le ha quitado esa carga al Relámpago de la Capital del Sol.

Esto hace que el quinteto de Miami enfrente ahora el último tercio de la temporada con un equipo más competitivo, que incluso pudiera meterse en la pelea por el campeonato al contar con Wade en plenas facultades, otro O'Neal en el centro y un Haslem, ya consagrado, que conoce su función y que además de darles disgustos a los contrarios podría hacer muy feliz a los seguidores del Heat.

  Comentarios