NBA

El Heat a compromiso duro ante los campeones Celtics

Dwyane Wade y Jamario Moon celebran el triunfo ante Chicago.
Dwyane Wade y Jamario Moon celebran el triunfo ante Chicago.

Si la victoria del Heat ante los Bulls fue una declaración de principios, un triunfo esta noche ante los Celtics, actuales campeones de la NBA, sería la presentación oficial de sus credenciales de cara a la postemporada.

El quinteto de Miami ganó el lunes uno de sus mejores juegos en casa ante un inspirado equipo de Chicago, donde una vez más Dwyane Wade se vistió de héroe.

"Flash'' mandó primero el encuentro a tiempo extra y luego lo decidió con una canasta de ensueño. El escolta además de anotar 48 puntos, dio 12 asistencias, tomó seis rebotes, robó cinco balones y redondeó su faena con tres tapones.

"Este es Mr. Dwyane Wade Jr. y si él no es legítimamente considerado como un candidadto para el MVP, yo no se que más necesita hacer'', declaro el entrenador del Heat Erik Spoelstra tras su fantástica actuación. "El es sensacional, tiene una increíble voluntad, nunca lo vence la fatiga''.

Wade necesitará también la colaboración de los novatos Michael Beasley y Mario Chalmers, quienes sumaron 35 puntos, así como de los recién llegados Jermaine O'Neal y Jamario Moon, que aportaron dobles figuras ante los Bulls.

Miami no ha podido derrotar a Boston esta temporada, pero esta noche en la American Airlines Arena, ‘la casa de Wade', puede ser testigo de como el Heat vence a uno de los favoritos para revalidar el título de la NBA.

Los Celtics vienen mermados con cinco bajas después de que su entrenador Doc Rivers descartara al armador Rajo Rondo y al sustituto de Kevin Garnett, Glen Davis, por sendas torceduras ante Cleveland y Orlando, respectivamente.

Así se unen en la enfermería a los delanteros de poder Garnett (esguince en una rodilla) y Brian Scalabrine (síndrome post-concusión), y al defensa Tony Allen (lesión en el pulgar).

Pero ni con eso lo tendrán fácil los de casa, pues los Celtics firmaron al estelar organizador Stephon Marbury y este puede suplir con creces la ausencia de Rondo.

Igualmente, Leon Powe es un delantero de poder que junto a Kendrick Perkins puede cerrarle el aro a cualquiera.

Además, cuentan con los estelares Ray Allen y Paul Pierce, hombres capaces de aguarle la fiesta a los equipos más poderosos de la liga, y un banco con mucha profundidad.

Así que el Heat tendrá que salir con toda su intensidad desde el salto inicial si no quiere tener que apelar a la épica.

  Comentarios