NBA

Wade solo no puede

DWYANE WADE, del Heat de Miami no pudo evitar la caída en 
Chicago a pesar de anotar 31 puntos contra los Bulls.
DWYANE WADE, del Heat de Miami no pudo evitar la caída en Chicago a pesar de anotar 31 puntos contra los Bulls. Associated Press

Por mucho que trató Dwyane Wade, el Heat de Miami no pudo evitar la caída en Chicago y ahora el peligro de descender en la batalla por los puestos en los playoffs es más que real.

Tras la derrota 106-87, el Heat cedió terreno ante los Sixers de Filadelfia y pasó de la cuarta a la quinta posición cuando le restan 10 choques para que termine la temporada regular.

Los Bulls hicieron todo lo posible por parar a Wade, quien se ha ensañado con el equipo de su ciudad natal al promediar contra ellos 33.3 puntos, 7.0 asistencias y 3.7 rebotes.

Pero después de "Flash'', nadie en el equipo del coach Erick Spoelstra tuvo capacidad para acompañarlo.

Gracias a Wade, el líder anotador de la NBA con 29.8 cartones, Miami había conquistado sus tres primeros desafíos contra Chicago esta temporada, pero ni los 31 puntos de la estrella anoche impidieron el fracaso.

De esta manera, a Miami se le escapó la oportunidad de barrer a los Bulls.

La última vez que el Heat (38-33) barrió a a Chicago fue en la campaña 2003-04, cuando finalizaron 4-0 contra el equipo de la Ciudad de los Vientos, en la contienda que Wade irrumpió en la NBA.

Wade venía de una actuación de 21 puntos ante los Pacers de Indiana, pero su efectividad no estuvo a la altura de lo habitual, pues sólo encestó cinco disparos en 24 intentos.

"Fue una de esas noches que uno quiere olvidar'', dijo Wade. "Fallé muchos tiros que normalmente entran''.

La primera mitad mostró una paridad tremenda y ningún equipo se perdió ni pie ni pisada.

Sólo hacia el silbatazo que indicaba el descanso, Miami logró sacar una ligera ventaja y se fue a los vestidores arriba en el marcador 49-47.

Sin embargo, la suerte del encuentro se solucionó en el tercer tiempo, ganado por Chicago 32-14 gracias a potentes rallys que el Heat no supo contener. Miami batalló hasta el final, pero ya el daño estaba hecho.

Por Chicago brillaron John Salmons con 27, Ben Gordon con 18, Kirk Hindrich y Tyrus Thomas con 15.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios