NBA

Wade no puede hacerlo solo

DWYANE WADE
DWYANE WADE

El Heat, después de unos juegos heroícos en casa, tomó carretera y mostró todas sus carencias, poniendo en peligro la quinta plaza, que le permitiría evitar a los ‘‘cocos'' de la Conferencia Este en la primera serie de los playoffs.

Y una de sus mayores carencias es descansar el juego ofensivo sobre Dwyane Wade. El escolta está sufriendo en esta recta final los rigores de la temporada tanto en el plano físico como en el mental.

En lo físico, después de lograr una recuperación milagrosa, el lógico cansancio y los múltiples golpes recibidos en la batalla están haciendo mella en él. En lo mental, el tener que hacerlo casi todo para lograr el triunfo termina por desgastarlo, y cuando esto ocurre aparecen las lesiones.

Wade solamente se ha perdido un juego en la campaña, ante los Celtics, pero ha tenido que jugar esta recta final con dolores en casi todo el cuerpo. Si él no juega el Heat no prevalece, si él no anota más de 20 puntos Miami no triunfa, si él no hace siete asistencias, roba dos balones y mete un tapón su equipo no gana, y eso no puede ser.

Un equipo que aspire a algo más que llegar a la postemporada debe tener una rotación en la que si falta un hombre, aunque se llame Dwyane, el equipo pueda salir airoso. Otros deben hacer su trabajo, sea Daequan Cook, Mario Chalmers o Michael Beasley.

El coach Erik Spoelstra lo sabe, y por eso espera cada juego que vuelvan a estar a la altura de las circunstancias, sobre todo Cook.

"El siempre está fuera de la pintura esperando su oportunidad, tal vez esta sea su noche'', comentó Spoelstra. "Nosotros necesitamos de su producción y él es de una gran ayuda para nosotros, pero tiene que ganarse los minutos en la cancha''.

Uno que sí se ha ganado minutos es el centro Jamaal Magloire, quien desde la llegada de Jermaine O'Neal había sido relegado a un segundo plano, pero su actitud defensiva y su mejora al ataque lo ha convertido en un recambio de lujo.

  Comentarios