NBA

Un triunfo necesario en casa

DWYANE WADE (der.) recibe el asedio de Richard Jefferson 
en el partido de anoche entre el Heat y los Bukcs.
DWYANE WADE (der.) recibe el asedio de Richard Jefferson en el partido de anoche entre el Heat y los Bukcs. El Nuevo Herald

El Heat de Miami demostró anoche una vez más su fortaleza en el American Airlines Arena y se alzó con un cómodo triunfo 102-85 a costa de los Bucks de Milwaukee, para así afianzarse en la quinta plaza de la Conferencia Este.

"En casa nosotros hemos encontrado el camino del triunfo, aquí siempre hacemos un increíble esfuerzo para ganar'', expresó el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "Esta noche los muchachos han cumplido, aportando mayor energía ante un equipo muy defensivo''.

Una vez más Dwyane Wade estuvo impresionante y fue vital en el triunfo de Miami con 27 puntos y siete asistencias.

"Tratamos de presionarlo lo mejor que pudimos, pero fue imposible impedir que anotara'', comentó el coach de Milwaukee, Scott Skiles en relación a Wade. "Nosotros hicimos nuestro trabajo, aunque este no fue suficiente para detenerlo''.

Nuevamente la defensa fue el punto fuerte del Heat, que ayer puso mucho más énfasis en el trabajo colectivo.

Udonis Haslem hizo su vigésimo doble-doble de 16 puntos y 12 rebotes, Michael Beasley y James Jones con 11 fueron los otros que brillaron por el Heat.

Mientras que por los Bucks, Richard Jefferson con 32 puntos, Dan Gadzuri con 18 y 12 rebotes y Ramon Sessions con 10 fueron los más destacados.

El Heat dominó el primer parcial 28-23 ante un equipo que lucía inferior.

Esta vez la segunda unidad no defraudó e inclusó amplió la ventaja a 17 cartones en el segundo parcial, antes que los titulares cerraran la primera mitad con un 58- 43.

El Heat regresó dispuesto a sentenciar el juego y a la conclusión del tercer período ya ganaba 77-63.

En el último cuarto el quinteto de Miami sacó el pie del acelerador y Miwaukee lo aprovechó para acercarse a ocho en el marcador, pero el Heat apretó de nuevo y puso cifras definitivas a su favor.

Mañana, el Heat recibe al Magic de Orlando, un encuentro con un significado especial ya que en el intermedio se retirará la camiseta de Alonzo Mourning con el legendario número 33.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios