NBA

Sin Wade no existe esperanza

MICHAEL BEASLEY (der.) trata de contener a Al Horford durante el partido celebrado en Atlanta, el martes, 14 de abril.  Los Hawks ganaron 81-79.
MICHAEL BEASLEY (der.) trata de contener a Al Horford durante el partido celebrado en Atlanta, el martes, 14 de abril. Los Hawks ganaron 81-79. Associated Press

Con Dwyane Wade en traje de civil, el resto de los uniformados del Heat de Miami hizo cuanto pudo para detener a los Hawks de Atlanta, pero en el fondo sabían que sin su estrella la misión era casi imposible.

Atlanta, que recibirá a Miami en el inicio de los playoffs, sumó un triunfo 81-79 para reafirmar su hegemonía sobre el quinteto de la Capital del Sol, algo que buscaría prolongar en la postemporada. Wade, que venía de un choque de 55 puntos ante los Knicks de Nueva York, descansó para darle un respiro a un tobillo lastimado, producto de una falta flagrante de Ray Allen cuando entraba al aro en el juego del viernes ante los Celtics.

Con toda seguridad, el estelar escolta tampoco estará presente en el último encuentro del calendario regular esta noche frente a los Pistons de Detroit.

Miami salió al tabloncillo con ausencias notables, pues además de Wade tampoco alinearon Udonis Haslem, Jamario Moon, ni Jermaine O'Neal, quienes -si sus lesiones se los permiten- se están reservando para la postemporada que comienza el fin de semana.

Atlanta, por el contrario, salió con varios de sus titulares, pero a pesar de eso el Heat le brindó una tremenda batalla a su rival y el choque se decidió en los últimos minutos a favor de los locales.

Michael Beasley fue el mejor de Miami con 23 cartones en apenas 24 minutos, mientras que Mario Chalmers colaboró con 15, una señal alentadora para el coach Erick Spoelstra, quien ha hablado continuamente sobre la necesidad de que su dúo de novatos eleve su rendimiento en estos tiempos.

Flip Murray resultó el mejor por los vencedores con 17 unidades.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios