NBA

Wade doma con su potencia la furia de los halcones

Sólo así podía el Heat de Miami vencer a los Hawks de Atlanta, sólo con un Dwyane Wade inmenso e intimidante.

La estrella de la Capital del Sol sumó anoche 33 puntos y siete asistencias para que el Heat venciera a los Hawks 108-93 e igualara a un triunfo por bando la serie de primera ronda de playoffs que se muda a Miami el sábado.

Wade y el Heat fueron sorprendidos en el primer desafío y el estelar escolta desapareció en la segunda mital de ese choque bajo la tensión de un rival que presionó de principio a fin.

"El no va a tener muchos juegos como ese'', había dicho horas antes del encuentro de anoche su compañero Daequan Cook, quien aportó 20 cartones y seis bombazos de tres. "En verdad, nunca lo había visto en un juego así''.

El domingo apenas terminó con 19 puntos, 11 por debajo del promedio que le convirtió en el rey anotador de la NBA.

Pero se sabía que Wade siempre está dispuesto a corregir sus errores.

Tan potente estuvo Wade que de los 54 puntos de Miami al final de la primera mitad, 21 eran de él.

Gracias a eso, el Heat se fue al descanso con 13 puntos de ventaja sobre Atlanta, que esta vez no pudo contener el ataque de Wade con la defensa cerrada del inicio de la serie.

"Este vez pude encontrar mi espacio y tirar más a gusto'', afirmó Wade. "Pero no se trató sólo de mí. Este fue un esfuerzo de equipo''.

Atlanta hizo cuanto pudo por recortar distancia en el tercer parcial, pero Wade se encargó de que el daño no fuera mayor con su constante accionar encima del tabloncillo, aunque llegó a ponerse en cinco faltas.

Los Hawks intentaron un último asalto desesperado en el último período, justo cuando el coach de Miami, Erick Spoelstra, le dio un breve descanso a Wade para impedir que una falta más le sacara de acción.

Sin embargo, Udonis Haslem encestó un par de canastas consecutivas y capturó un par de rebotes importantísimos para darle oxígeno a su equipo y permitir el regreso a tiempo de Wade, quien acertó un disparo desde 29 pies de distancia y sentenció la suerte del choque.

Haslem finalizó con 10 cartones -seis de ellos en los minutos del cierre-, pero tan vital como su aporte fue el del gigante Jermaine O'Neal, quien anoche terminó con 19.

"Udonis es el alma y el corazón de este equipo'', manifestó Wade. "Y si Jermaine continúa colaborando de esta manera, esta será una larga serie''.

  Comentarios