NBA

En Heat logra triunfo con sabor a clasificación

DWYANE WADE, Mario Chalmers y Jermaine O'Neal estuvieron muy efectivos con 
el Heat ante los Hawks.
DWYANE WADE, Mario Chalmers y Jermaine O'Neal estuvieron muy efectivos con el Heat ante los Hawks. El Nuevo Herald

Anoche no era un día muy especial, pero el Heat estuvo generoso y le regaló a su afición, que abarrotó el America Airlines Arena bajo la consigna "Black is Black'', uno de sus mejores juegos.

El Heat apoyado en un férrea defensa y en un espectacular Dwyane Wade, superó 107-78 a los Hawks de Atlanta y puso la serie 2-1 a su favor.

Y si ayer alguien tenía alguna duda que el premio de Jugador Más Valioso le debería corresponder a D-Wade, Flash se la despejó, con una actuación de altos quilates.

Wade impartió una clase magistral con 29 puntos, siete rebotes, ocho asistencias, un robo y cuatro bloqueos.

"Wade estuvo increíble, jugó más tiempo para mantener el balance'', comentó el entrenador del Heat Erik Spoelstra. "Brindó gran energía y no solo lideró el ataque sino que en defensa fue terrífico''.

Aunque en verdad no estuvo solo. Todos los titulares de Miami tuvieron dobles figuras, destacando Jermaine O'Neal 22 puntos y 10 rebotes y Udonis Haslem 12 y 13. Mario Clamers aportó otros 15 y James Jones 11.

El Heat manejó mejor el balón y eso se tradujo en 12 triples de 23 y un 47 por ciento de acierto de cara al aro. Además de encestar los 19 tiros libres que tuvo.

Por Atlanta Josh Smith 13 cartones y ocho rebotes y Al Horford con 13 y siete fueron los más destacados. Joe Johnson se quedó con 10 y seis, mientras Mike Bibby con 13.

Chalmers estuvo anoche a la altura de las circunstancias enfrentando de tú a tú a un armador tan experimentado como Bibby. El novato armó como un veterano el ataque de Miami y frenó al mejor anotador de los Hawks en el segundo juego.

Bajo las tablas el dúo Haslem-O'Neal se comió al de Horford-Smith y eso también fue decisivo.

"Jermaine estuvo muy concentrado y realizó un gran esfuerzo'', comentó Spoelstra.

‘‘En las prácticas estuvo diligente y su energía fue vital tanto en el ataque como en la defensa con sus bloqueos''.

El Heat tuvo un mejor inicio y su defensa desarmó muy pronto a los Hanks. Miami lo hacía todo bien y Atlanta no podía, su entrenador Mike Woodson no creía lo que pasaba, al final del primer cuarto 22-12 a favor de Miami.

En el inicio del 2do parcial los suplentes del Heat perdieron el aro y eso lo aprovecharon los Hawks para ponerse a un punto 22-21. Fue lo más cerca que estuvieron en todo el choque. Spoelstra reaccionó a tiempo y puso de nuevo en la cancha a Wade y O'Neal y las aguas volvieron a su nivel.

Al final de la primera mitad el marcador reflejaba un contundente 50-29 y un sensacional Wade ya tenía 19 puntos en su haber.

En el tercero el Heat mantuvo la concentración y con un Wade que amplió a 27 su cuenta particular pudo aguantar el embate de los Hawks, que lograron recortar la diferencia a 75-61 al término del tercer parcial.

En el último cuarto Miami no se conformó con volver a tener ventaja de 21 puntos, sino que la amplió a 29. Con el juego 99-70 y 3:30 por jugar Spo sacó a los titulares y colocó las reservas para concluir el partido.

Si el Heat continúa jugando al nivel mostrado anoche, hasta podría aspirar al campeonato, pero primero hay que ir día a día.

Mañana se jugará el cuarto juego de la serie.

Y el Heat espera salir airoso para viajar a Atlanta con la serie 3-1 a su favor.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios