NBA

LeBron, un obsesionado de la perfección

EN UNA acción espectacular, el 18 de abril pasado, LeBron James (23) salta sobre Antonio 
McDyess, de los Pistons de Detroit, a quienes arrollaron en cuatros partidos los 
Cavaliers.
EN UNA acción espectacular, el 18 de abril pasado, LeBron James (23) salta sobre Antonio McDyess, de los Pistons de Detroit, a quienes arrollaron en cuatros partidos los Cavaliers. Associated Press

Nadie va estar ahí, pensó Mike Brown, el entrenador de los Cavaliers, al salir de su casa una mañana de mayo pasado.

Habían pasado algunos días desde que el fin de la decepcionante temporada de Cleveland terminara con una amarga derrota en el séptimo juego. Los jugadores de los Cavs se habían dispersado a Cancún, la Riviera francesa y otros centros de vacaciones para descansar y refrecarse.

Brown iba rumbo al lujoso complejo de entrenamiento con su hijo, Elijah. Pensaba que iban a estar solos.

Pero cuando los Brown entraron en el gimnasio, las luces estaban encendidas. Y en lo que se acercaban oyeron los insistentes rebotes de una pelota de basquetbol.

Un Cavalier se había quedado.

LeBron James ya estaba practicando.

Brown se volvió hacia su impresionable hijo.

"Le dije: ‘Ves, LeBron no sólo se aparece en los juegos con su ropa de Superman''', recuerda Brown. "Trabaja más que nadie. Es por eso que LeBron''.

Y desde aquel día de primavera, esa fuerza indetenible de la NBA no ha dejado de trabajar.

El probable jugador más valioso no parece motivado sino, más bien, obsesionado.

"Nunca he visto a LeBron más concentrado y más determinado'', dijo Maverick Carter, su socio de negocios y viejo amigo.

Decidido a ganar su primer título y de darle a su región su primer trinfo nacional en un deporte importante en 45 años, la superestrella de 24 años tiene a los Cavaliers al borde de la grandeza.

Este pudiera ser su año, el año del Cleveland.

"Desde el primer día, el objetivo ha sido un campeonato'', dijo James. "Nada menos''.

Y si su brillante juego aplastando a Detroit en la primera vuelta de los playoffs es una indicación - casi promedió un triple-doble en la barrida de cuatro juegos - James está decidido a ganarlo todo.

Quítense del medio.

  Comentarios