NBA

El Heat sale a matar o morir contra los Hawks en terreno adverso

Michael Beasley.
Michael Beasley.

No es la primera vez que Dwyane Wade asiste a un choque de vida o muerte en los playoffs de la NBA, pero como nunca antes la suerte de su equipo dependió tanto de su liderazgo y capacidad brillar en momentos decisivos.

Mientras el resto de sus compañeros de equipo celebraba a lo grande el triunfo en el sexto juego de la serie contra Atlanta, Wade no dejó escapar ni una sonrisa y su tono serio en la posterior conferencia de prensa lo decía todo.

"Esto no ha terminado'', indicó la estrella de Miami, que el viernes en la noche atormentó a los Hawks con 41 puntos, a sólo dos de su marca personal para la postemporada. "Queda trabajo por hacer''.

A pesar del golpe recibido en la Arena American Airlines, los Hawks confían en que la vuelta a casa para un séptimo encuentro esta tarde sea suficiente como para avanzar a la siguiente ronda.

El equipo que salga airoso enfrentará a partir del martes a LeBron James y a unos Cavaliers que miran desde la barrera de la comodidad el desangramiento entre Miami y Atlanta.

Pero ese es un problema para luego.

‘‘Todos entendemos el significa de un séptimo juego en una serie de postemporada'', afirmó el caoch de Miami, Erik Spoelstra. "Nuestros jugadores más jóvenes tendrán, sin duda, la oportunidad de hacer algo que recordarán toda la vida''.

Es casi seguro que Atlanta volverá a utilizar un estilo en exceso físico, intimidante, tratando de controlar la zona interior, como hizo en el quinto encuentro ganado en su cuartel general.

"No tengo explicación'', afirmó el coach de los Hawks, Mike Woodson, cuando le preguntaron sobre los altibajos de la serie par ambas partes. "Miami hizo lo que le correspondía al ganar ante su público. Lo positivo es que estamos aún en una situación favorable y hemos trabajado toda la temporada para lograr la ventaja de casa en un séptimo desafío''.

Sin embargo, Miami llega sin miedo alguno, tras probar que puede jugar de tú a tú y ganarle a los Hawks en esa forma brusca de entender el básquetbol.

"Eso va a ser una locura'', manifestó Michael Beasley, quien se graduó con honores en la escuela de los playoffs con un recordatario de por qué fue elegido el segundo mejor prospecto en el draft universitario.

Si Wade anotó fijó la brújula hacia el triunfo, Beasley dio un paso tremendo en su carrera al anotar 22 cartones y capturar 15 rebotes.

Y es muy probable que el novato tenga que repetir su faena si es que el Heat quiere pasar a la siguiente ronda.

La tarea es difícil pero no imposible, pues ya Miami ganó un juego en Atlanta.

"Vamos sin presión alguna, porque no tenemos nada qué perder'', agregó Wade. "Ellos tienen ventaja de casa y punto. Sólo tenemos que jugar bien. De todos modos, la temporada terminará para alguien''.

  Comentarios