NBA

Orlando a un paso de la final

LEBRON JAMES 
(izq.) intenta la 
canasta ante la 
marca de Dwight 
Howard, en el 
partido del martes 
en Orlando.
LEBRON JAMES (izq.) intenta la canasta ante la marca de Dwight Howard, en el partido del martes en Orlando. Associated Press

LeBron James se cuadró para lanzar el tiro final mientras la multitud en Orlando contenía la respiración, el entrenador del Magic Stan Van Gundy tragaba y el tiempo se detenía.

El triple de James parecía bueno mientras la pelota giraba en el aire. Pero esta vez no entró. Era sin dudas la noche del Magic.

Dwight Howard anotó 10 puntos en tiempo extra y el Magic de Orlando superó el pasado martes 116-114 a los Cavaliers de Cleveland para tomar ventaja de 3-1 en la serie final de la Conferencia Este de la NBA.

Howard terminó con 27 puntos y 14 rebotes, además de que acertó siete de nueve tiros libres para el Magic, que registró un récord para el equipo de 17 canastas desde la distancia de tres puntos, 11 de ellas en el segundo tiempo y en la prórroga.

Orlando puede ganar su segundo viaje a la serie de campeonato de la NBA si triunfa la en el partido de esta noche en Cleveland. En la ronda anterior, el Magic venció a Boston de visitante en el séptimo partido.

"Casi se le puede sentir el sabor'', expresó Rafer Alston, quien aportó 26 puntos. ‘‘Tenemos que ganar un partido más y no va a ser fácil''.

Rashard Lewis y Mickael Pietrus anotaron 17 cada uno para Orlando.

James estuvo una vez más espectacular, con 44 puntos, 12 rebotes y siete asistencias, pero perdió el balón en ocho oportunidades. La gran temporada de los Cavaliers ahora parece escabullírseles entre los dedos.

Cuando quedaban 3,2 segundos, Cleveland tuvo su última oportunidad. Los millones de personas mirando por TV y la multitud en la arena Amway sabían que la pelota sería para el estelar James.

A pesar de una marca doble, James pudo recibir el saque de banda y lanzar su disparo hacia el aro desde casi 12 metros. Cuando la pelota no llegó, el entrenador Van Gundy pudo respirar.

"Con LeBron James en la cancha, ¿no parece que 3.2 segundos fueran dos minutos?", preguntó Van Gundy. "Teníamos dos tipos marcándolo y se movió, tomó la pelota y aún logró sacar un tiro razonablemente bueno. Este tipo es increíble''.

James dijo que al hacer el tiro pensó que entraría.

"Siempre siento que puedo convertir cualquier tiro que intente'', expresó. ‘‘Simplemente esperaba poder encestar uno más''.

  Comentarios