NBA

Asegura que su peor momento quedó atrás

MICHAEL BEASLEY
MICHAEL BEASLEY

Michael Beasley dijo que el tiempo que pasó fuera de temporada en un centro de rehabilitación fue "su peor momento'', negó que tenga problema alguno de drogas y el viernes pidió disculpas al Heat de Miami.

Beasley declinó revelar ningún detalle específico del tratamiento que recibió en Houston y se limitó a reconocer que‘‘se molestó mucho'' al conocer que su estadía en el centro sería mucho más larga de lo planeado. Esa fueria, dijo, provocó una ola de mensajes preocupantes en su cuenta de Twitter, ya desactivada.

"Estar encerrado tanto tiempo me dio la oportunidad de organizar mi vida y volver a ponerme en contacto conmigo mismo'', dijo Beasley. "Creo que durante los últimos meses me he visto afectado por la vida en la NBA, como nos pasa a casi todos. Creo que esta es la oportunidad perfecta para sentarme a evaluar mi vida y separar lo negativo de lo positivo''.

En una sesión de 17 minutos con los reporteros le preguntaron a Beasley si era adicto a alguna droga. "No señor'', dijo.

Beasly tampoco espera sanciones adicionales de la NBA, aunque reconoció que espera que cualquier infracción adicional de las normas de la liga en materia de drogas le significaría una suspensión.

El atleta dijo que dedicó entre una hora y una hora y media diaria a ejercitarse en el gimnasio del centro de rehabilitación. El Heat envió varios miembros de su pesonal a Houston para trabajar diariamente con Beasley, entre ellos el entrenador jefe Erik Spoelstra, quien atendió personalmente tres veces al delantero.

  Comentarios