NBA

Las estrellas comienzan a alinearse para la nueva temporada

Dwyane Wade participa de las actividades del DIA DE LA PRENSA.
Dwyane Wade participa de las actividades del DIA DE LA PRENSA. EL NUEVO HERALD

Dwyane Wade ya respira básquetbol y siente como se acelera la sangre en sus venas.

La temporada está cerca y la estrella lo presiente como el cazador que acecha su presa.

La pasada temporada de la NBA no sólo ayudó al Heat a cerrar la herida de un año para el olvido, sino que demostró que su dominio en la cancha estaba de vuelta.

En su mejor forma, como para recordar a los olvidadizos su talento, Wade guió a su equipo a los playoffs, terminando como el líder anotador del campeonato.

A pesar de haber ningún refuerzo en el horizonte, respira optimismo de cara a la campaña 2009-2010, que tal vez podría ser la última para el "Flash'' de la Capital del Sol.

Ayer en el Día de la Prensa, donde gran parte de las preguntas estuvieron relacionadas con las prohibición del Heat de usar durante los juegos redes de comunicación como Twitter, Wade reafirmó su buen estado para la nueva contienda y que el Heat ha mejorado.

"Este año espero disfrutar más, trabajar más fuerte, ser más rápido y combinar más todos los aspectos del juego, no sólo en el aspecto ofensivo'', dijo Wade. "Pienso ahora mismo que este equipo es superior al del año pasado. Ha mejorado bastante y que este verano ha trabajado bien''.

Wade, quien también bromeó sobre la importancia del dinero, comentó que existen muchas formas para motivarse, pero que nada supera a una realidad: el amor por el juego.

Tal fue el peso de su presencia ante los medios que costó trabajo mantener al menos un ojo sobre Michael Beasley -número dos del último draft-, a pesar de sus recientes problemas de conducta.

El jugador de segundo año se reicorporó al Heat después de pasar por una clínica de rehabilitación en Houston y se declaró listo para jugar tanto de delantero pequeño como de delantero de poder.

"Estoy listo para ambas posiciones. He trabajado este verano en mejorar varios aspectos del juego, como la velocidad'', comentó Beasley. "Por supuesto tengo que continuar mejorando en la defensa y ser más explosivo''.

Más allá de Wade y Beasley, otros temas que acapararon la atención de la prensa fueron:

* La salud de Jermaine O'Neal. Gran parte de las esperanzas de llegar lejos pasan porque Wade cuente con más colaboración de Beasley y de su centro.

El pívot comentó que está asombrado con su recuperación y podría tener uno de sus mejores años en la NBA.

"Estuve en Chicago reacondicionándome físicamente y me encuentro saludable paara esta temporada, señaló O'Neal, quien ha padecido de problemas crónicos en las rodillas. ‘‘Este año tengo la oportunidad de volver a jugar a mi mejor nivel y olvidar las últimas dos campañas''.

* El entrenador de Miami, Erik Spoelstra mostró su confianza en el progreso del armador titular, Mario Chalmers, y de Beasley.

"Mario es mucho mejor, es disciplinado y entiende mejor su papel; al igual que Michael, quien podrá jugar cualquiera de las dos posiciones'', recalcó Spoelstra. "Son jóvenes y pueden aprender más rápido''.

A partir de hoy sus jugadores comienzan su pretemporada y al parecer llegan con las pilas cargadas. De ello depende el futuro de Wade en Miami.

  Comentarios