NBA

Chalmers siente la presión de Arroyo

CARLOS ARROYO
CARLOS ARROYO

La llegada de Carlos Arroyo al Heat de Miami no sólo tiene repercusiones en el orden colectivo, sino que podría significar un cambio individual en uno de los novatos de la pasada temporada.

Delante de Mario Chalmers surgen ahora dos caminos: o da un paso adelante en su desarrollo o podría verse relegado al banco ante la experiencia del armador veterano.

"El es un buen pasador'', expresó hace poco el coach, Erik Spoelstra, sobre el boricua. "Sabe encontrar a sus compañeros y les facilita los tiros. A veces es tan rápido que uno no lo nota y puede sorprender a quien no esté en la jugada. Ese puede ser un elemento positivo''.

Si bien Chalmers parece ser la respuesta del Heat a largo plazo, aún le falta mucho por aprender de un jugador que ha sido suplente, entre otros, de figuras como el legendario John Stockhton y el estelar Chauncey Billups.

Chalmers dejó más cosas a favor que en contra en su primera temporada, pero nunca tuvo una verdadera necesidad de competir por un puesto contra Chris Quinn , Luther Head o Marcus Banks.

Pero Arroyo, con su capacidad de penetración y su lectura rápida del tabloncillo, estaría en condiciones de competir con Chalmers de tú a tú.

"Carlos tiene una predisposición para utilizar las pantallas y encontrar a compañeros desmarcados'', agregó Spoelstra, quien espera que Arroyo se adapte al sistema ultradefensivo que ha caracterizado siempre a Miami.

Esta es la parte que podría acarrearle algún problema al puertorriqueño, pues su velocidad en el manejo del balón va más adelante, casi siempre, que el accionar de media cancha del Heat.

Chalmers está mejor dotado para esta vertiente del básquetbol, porque si algún problema tiene Arroyo es cierta tendencia a perderse en la defensa.

Y, sin embargo, que nadie se sorprenda si en algún momento Arroyo ocupa la titularidad, sobre todo cuando el Heat desee enviarle un mensaje a Chalmers.

  Comentarios