NBA

Se enfrenta a un reto difícil

DWYANE WADE, del Miami Heat, abraza al jugador de Denver, Carmelo Anthony, antes del partido.
DWYANE WADE, del Miami Heat, abraza al jugador de Denver, Carmelo Anthony, antes del partido. Associated Press

Y de golpe llegó la realidad.

La imagen que exhibió el Heat de Miami de los primeros tres partidos se evaporó el miércoles ante los discretos Wizards de Washington, ante los cuales debió aparecer Dwyane Wade para salvar la noche.

Ahora Wade, quien jugó por segundo partido al hilo los últimos 24 minutos de juego ante el conjunto capitalino, enfrenta otro reto que pudiera colocarlo en el tabloncillo más tiempo del deseado.

El Heat chocará ante los Nuggets de Denver esta noche en el American Airlines Arena, en lo que se avecina como el partido más difícil hasta ahora en la joven temporada para el conjunto de casa.

Con Denver llega no sólo el único equipo invicto hasta ahora en la Conferencia Oeste, sino también que arriba al sur de Florida Carmelo Anthony, uno de los integrantes del talentoso trío del draft del 2003 en el que también fueron seleccionados Wade y LeBron James.

Pero Anthony no es el único que encarna a estos Nuggets que tienen foja de 5-0 por primera vez desde la contienda de 1985-86. En el equipo también hay diversidad de talento con Chauncey Billups, el brasileño Nené y Kenyon Martin, un grupo que tiene al veterano coach George Karl esperanzado.

"Nuestros muchachos tienen en este momento la madurez mental, la disciplina y están concentrados en tener una temporada especial'', dijo el entrenador al diario Denver Post.

Mientras en Denver celebran la pluralidad de armas, en el sur de Florida se acentúa la preocupación por la falta de apoyo que pudiera experimentar Wade en la larga temporada de la NBA.

En los primeros desafíos se notó a un Jermaine O`Neal como en sus días de estrella con los Pacers, pero el miércoles pareció el mismo centro de hace una o dos temporadas atrás cuando parecía más viejo y acabado que sus 31 años de edad.

Mientras tanto, Erik Spoelstra no parece terminar de darle la confianza absoluta a Michael Beasley, quien precisamente en los últimos minutos ante los Wizards, y cuando el equipo requería de la ayuda en el aspecto ofensivo, el joven alero -cuya principal virtud es el ataque- fue relegado al banco.

Para completar, el puesto de armador muestra con el correr de los minutos más grietas, que se acentúan ante la ausencia de Daequan Cook, quien está lastimado del hombro derecho.

Sin Cook, quien con bastante seguridad no podrá jugar ante los Nuggets, y con un Wade que otra vez pudiera verse sin acompañantes en el campo, Miami va contracorriente ante un quinteto de Denver cuya historia reciente -no pierde con el Heat desde el 17 de diciembre del 2004- lo coloca como el máximo favorito para salir del AAA con el invicto inmaculado.

  Comentarios