NBA

Reciben a los sotaneros Nets

DWYANE WADE penetra al aro y se dispone a anotar dos puntos durante el segundo parcial del partido del jueves celebrado en la Arena American Airlines, donde el Heat de Miami perdió frente a los Cavaliers de Cleveland.
DWYANE WADE penetra al aro y se dispone a anotar dos puntos durante el segundo parcial del partido del jueves celebrado en la Arena American Airlines, donde el Heat de Miami perdió frente a los Cavaliers de Cleveland. Sun Sentinel

El quinteto floridano recibirá a los Nets de Nueva Jersey con el objetivo de acentuar las penas del conjunto visitante, que hasta ayer era el único en la joven campaña de la NBA que no había sumado ninguna victoria.

Dirigidos por Lawrence Frank, los Nets buscaban el viernes en la noche ante el Magic de Orlando desaparecer el cero en su columna de victorias.

La tarea de doblegar a los actuales monarcas de la Conferencia Este en su casa de por sí no es tarea fácil para cualquier equipo y mucho menos para los muy discretos Nets, que para completar su pena apenas contaban con ocho jugadores en su roster para el desafío.

Yi Jianlian (rodilla), Devin Harris (ingle), Jarvis Hayes (tendón de la corva), Keyon Dooling (cintura) y Tony Battie (rodilla) están fuera de acción mientras que Chris Douglas-Roberts (gripe porcina) y Courtney Lee (ingle) intentaban regresar para el encuentro del viernes, aunque de acuerdo a reportes de prensa de Nueva Jersey era poco probable su retorno.

Pese a los inconvenientes, Frank, palpa la elusiva victoria, a la que considera bastante cercana. "Apenas una jugada nos separa de ese triunfo'', dijo el coach a la Associated Press. "Cuando las cosas no marchan como uno quiere que vaya, no podemos lograr esa jugada. Así que estamos obligados a encontrar la suerte por nuestros propios medios''.

Pero más allá de los inconvenientes, la realidad es que Nueva Jersey ya no es el mismo equipo de hace un par de temporadas atrás cuando en sus filas estaba Jason Kidd, Vince Carter y Richard Jefferson, sino un cuadro que está en reconstrucción y cuya principal figura es Brook López, un centro de apenas 21 años que lidera a sus compañeros en puntos (18.6) y rebotes (8.5).

Miami, entretanto, llega en buen momento pese a su revés más reciente ante los Cavaliers de Cleveland, y espera superar la resaca que le dejó el estelar LeBron James.

Nueva Jersey puede ser la receta perfecta para ello.

La defensiva del Heat, que tuvo problemas para detener a los Cavaliers, no debería hacer un gran esfuerzo ante los Nets, uno de los clubes con peor ofensiva en el circuito.

Para completar, los muchachos de Erik Spoelstra han contenido a cinco de sus primeros ocho oponentes en menos de 90 unidades por partido.

Spoelstra tendrá un incentivo extra para que su estrategia defensiva funcione a cabalidad: si el Heat gana, se convertirá en el coach que llega más rápido a los 50 triunfos (en 91 partidos) en la historia de la franquicia.

  Comentarios