NBA

Wade solo no puede

DWIGHT HOWARD (12), del Magic, choca con Joel Anthony, mientras Dwyane Wade, del Heat, recibe una falta, en el partido disputado la noche del jueves en Miami.
DWIGHT HOWARD (12), del Magic, choca con Joel Anthony, mientras Dwyane Wade, del Heat, recibe una falta, en el partido disputado la noche del jueves en Miami. The Miami Herald

Kevin McHale, una leyenda viva de los Celtics de Boston que ahora trabaja como comentarista de televisión, no pudo esconder su preocupación por el esfuerzo que realiza Dwyane Wade para mantener al Heat a flote.

Hace sólo un par de días, McHale expresó que "tras verlo jugar me pongo hielo en las rodillas y me tome un Gatorade. Es increíble lo que él tiene que hacer''.

Lo sucedido anoche en la Arena American Airlines le dio la razón.

Wade estuvo fuera de serie con 36 puntos, 10 rebotes y siete asistencias, pero eso no impidió que el Heat cayera 108-102 ante el Magic de Orlando en un dramático encuentro que se definió en tiempo extra.

El escolta se echó, literalmente, al aquipo al hombro y le dio todas las opciones posibles de triunfo y, sin embargo, Orlando probó ser una escuadra superior cuando restan pocas semanas para el inicio de los playoffs.

Los cinco titulares del Magic, absolutamente todos terminaron el choque con dobles dígitos a la ofensiva, con destaque para Vince Carter y Rashard Lewis, quienes sumaron 27 y 24 puntos, respectivamente. Este último se fue además con 11 rebotes.

El gigante Dwight Howard colaboró con 10 unidades y 11 balones capturados. Por Miami, Jermaine O'Neal resultó el segundo mejor atacante con 14 unidades.

La primera mitad fue de una paridad brutal, con ambos equipos contestando cada disparo al aro, al punto que cuando llegó el receso el Magic y el Heat se encontraban abrazados 54-54 en el marcador.

Carter y Wade se enfrascaron en una suerte de batalla personal, pero la estrella del Heat llevó la mejor parte al sumar 15 cartones en los dos primeros parciales del encuentro que llenó la arena como hacía tiempo no se veía en la temporada.

Desde el inicio del tercer período, Orlando salió dispuesto a distanciarse de los locales y de hecho alcanzó una ventaja de 12 cartones que hasta la mitad del cuarto tiempo parecía definitiva.

Pero una vez más Wade, con sus tiros y asistencias a sus compañeros, logró lo que parecía imposible.

Primero le sirvió un pase a Mario Chalmers, quien igualó la pizarra 88-88 con un bombazo desde más allá del arco. Luego propició otro empate 90-90 antes de anotar un triple que le dio ventaja a Miami 95-93.

Una penetración de Jameer Nelson a segundos del final decretó el cierre del tiempo reglamentario con un 95-95, que dejó todo listo para lo que vendría en la prórroga.

Para Miami viene ahora otro compromiso difícil cuando el sábado reciba en su cuartel a los Bobcats de Charlotte, otro conjunto que suele jugarle con extrema dureza.

  Comentarios