NBA

Agarrar el toro por los cuernos

DWYANE WADE
DWYANE WADE

El Heat visita hoy (8 p.m.) la cancha de uno de sus rivales directos en la lucha por los playoffs los Bulls de Chicago.

El quinteto de Miami (37-34) espera volver a salir airoso para extender así a tres su racha de victorias consecutivas y conservar su sexta plaza, pero no será fácil, especialmente luego de que Chicago recuperase a sus astros Derrick Rose y Joakim Noah.

Su entrenador, Erik Spoelstra, sabe para lograrlo hace falta que su astro Dwyane Wade no esté tan solo, sino que cuente con la mayor colaboración posible.

"Queremos ir a los playoffs y estamos obligados a batallar noche a noche'', comentó Wade. "Esta semana es muy importante para nosotros''.

De cierto modo, Spoelstra ha logrado encontrar un equipo para luchar por la postemporada bajo la dirección de Carlos Arroyo como armador titular y Mario Chalmers como su suplente.

La explosión de Quentin Richardson con sus bombazos de tres puntos ha sido de gran ayuda. El Heat necesitaba un tirador y lo encontró cuando más falta le hacia. Dorrell Wright a redondeado la posición de delantero pequeño con grandes noches viniendo desde el banco.

Jermaine O'Neal también ha jugado ha gran nivel esta temporada, en la cual las lesiones lo han respetado bastante.

Su aporte ofensivo y su trabajo bajo las tablas ha sido muy importante ya que Joel Anthony es un gran defensor, pero su ataque es casi nulo.

Si una posición estaba segura al inicio de la campaña era la de delantero de poder. Michael Beasley lo ha hecho bien, aunque se esperaba un poco más de él como titular. Muchas veces Udonis Haslem tienen que entrar antes de tiempo por alguna inocentada del muchacho.

Beasley ha mejorado un mundo su trabajo defensivo, pero ha perdido parte de su poder de fuego. En los últimos cinco juegos promedia 11.2 puntos por juego gracias a los 16 puntos que le hizo a los Bobcats y a los Nets respectivamente, después de tres juegos en los que apenas sumo 14 puntos.

El jugador de segundo año ha bajado en el promedio de triples con respecto a la pasada campana y cuando recibe el balón ya no es una canasta segura, algo a cambiado en su mecánica o en su mente y el Heat necesita descubrilo para recuperarlo cuanto antes.

Su duelo de hoy ante Rose, quien le ganó la batalla por ser el número uno de Draft 2008 podría motivarlo y hacer que saque a flote su mejor básquetbol. A Wade le sería de gran ayuda.

  Comentarios