NBA

¿Ganar o no ganar?, ese es el dilema

DWYANE WADE clava el balón en una jugada del triunfo de Miami el lunes por la noche frenta a los Sixers de Filadelfia.
DWYANE WADE clava el balón en una jugada del triunfo de Miami el lunes por la noche frenta a los Sixers de Filadelfia. Associated Press

Con los playoffs en la mirada el Heat jugará hoy (8 p.m.) en la American Airlines Arena su último encuentro de la temporada regular y lo hace con el peor equipo de la NBA.

Todo indica que el conjunto de Miami debería obtener un cómodo triunfo ante los Nets para quedar como dueño de la quinta plaza, pero tal vez le sea más conveniente una derrota para evitar a los Celtics, cuartos en la Conferencia Este.

La situación es bien compleja ya que los Bucks de Milwaukee, sextos por detrás del Heat, se enfrenta hoy a unos Celtics de Boston que no se juegan nada.

Al equipo de Milwaukee le interesa buscar el triunfo, que si pierde pudiera caer al séptimo -si gana Charlotte- y le tocaría enfrentar al poderoso Orlando.

Si Milwaukee gana entonces podría ascender al quinto (vs. Boston) si el quinteto de la Capital del Sol pierde.

Miami bajaría al sexto donde les tocaría enfrentar otra vez a los Hawks en los playoffs y esto sería mucho mejor.

Jugar la serie de siete partidos contra Atlanta es preferible a chocar con Boston, no sólo porque le ha ganado la serie estea campaña, sino que además de salir airoso evitaría a los Cavaliers (primeros), ya que supuestamente les tocaría jugar contra el Magic (segundo).

Es muy difícil saber con seguridad qué es lo que realmente quiere el equipo de Miami, sobre todo ante lo visto contra Filadelfia, donde el Heat ganó en el último segundo con una canasta de Udonis Haslem a pase de Dwyane Wade, quien se marchó con 30 puntos en su haber.

"Los playoffs son muy fuertes y ganar en la carretera nos ayuda a prepararnos para los juegos que vienen'', dijo Wade al término del encuentro contra los Sixers.

Gane o pierda el Heat (46-35) aprovechará el juego de hoy para dejar engrasada su maquinaria para los playoffs.

De cualquier modo Miami ha ganado 11 de sus últimos 12 juegos y ahora va de quinto, después de estar fuera de la postemporada el 1 de marzo cuando iba noveno. A partir de esa fecha lleva de 17-4 lo que lo convierte en uno de los rivales más peligrosos.

"Hemos construido muy buenos hábitos muy bien, entre ellos hemos aprendido a ganar el juego en los finales'', dijo el entrenador del Heat Erik Spoelstra sitio oficial de la NBA en internet.

En los playoffs todos los jugadores son clave, aunque si Haslem y Wade mantienen el ritmo de la recta final y si Jermaine O'Neal no se lesiona, el Heat tiene muchas opciones de continuar su marcha triunfal.

  Comentarios