NBA

La prioridad es

DWYANE WADE en momentos antes del inicio del juego ante los Celtics del martes pasado.
DWYANE WADE en momentos antes del inicio del juego ante los Celtics del martes pasado. Associated Press

Más allá de lo que pueda pasar en esta serie, tal parece que la organización de Miami ya mira a lo que pueda suceder en el próximo verano, cuando debe reconfigurarse el rostro de la NBA para la siguiente década.

El presidente de la franquicia, Pat Riley, ha hecho circular una carta a los abonados de temporada asegurando que el equipo tiene bien claras sus prioridades en cuanto a retener los servicios de Dwyane Wade primero y rodearlo de un excelente reparto.

"Tengan esto en mente: el Heat de Miami es el único equipo en la NBA que tiene los recursos financieros para firmar a su propia estrella [Wade] y todavía contaría con la capacidad para firmar a otra estrella del mismo nivel y, potencialmente, a un tercer jugador de gran nivel'', afirma Riley en su carta, que fue publicada varias veces en los programas que se reparten en la Arena American Airlines.

En otro frente publicitario, la televisión, Riley y el propietario del equipo, Mickey Arison, han hecho llegar su mensaje acerca del porqué los abonados no deben dudar en escribir el cheque para asegurar sus puestos en la Arena American Airlines.

Bajo el nombre de "Lo que no te debes perder'' o, "Por qué debes renovar'', Riley explica cómo Miami ha llegado a tener tanto dinero disponible bajo el techo salarial de la NBA o, por qué Wade preferiría quedarse en esta ciudad y no buscar otros horizontes para su carrera.

"Wade es nuestra máxima estrella y haremos todo lo posible porque pase el resto de su carrera vestido con el uniforme del Heat. El siempre ha considerado a Miami su casa y lo ha repetido''.

Riley, para conocimiento de los fanáticos, deja entrever que Miami contará a partir de la próxima temporada con un equipo que dará mucho de que hablar en los venideros 10 años y con las posibilidades de pelear cada campaña por el título.

Dentro de la organización casi se da por sentado que Wade va a permanecer gracias al nuevo techo salarial de la liga que le pagaría el máximo posible, sin dejar de reconocer que a él le gusta la ciudad.

Pero también se espera que Wade tenga cierta capacidad de presión para incidir en la toma de decisiones sobre quién viene a su lado y quién podría ser canjeado o liberado al finalizar la temporada.

De aquí al 1 de julio, cuando comience el período de la agencia libre y la danza de los millones, ya Wade y Riley deben tener trazado su plan de acción -se habla de Chris Bosh, de Carlos Boozer y de LeBron James aunque es una posibilidad lejana- para cambiar la cara de este Heat mediocre en una verdadera máquina de miedo.

  Comentarios