NBA

Lituania, penúltima muralla de EEUU

La experiencia de Estados Unidos y Turquía frente a la rebeldía de Lituania y Serbia.

Los cuatro equipos más fuertes del torneo se miden el sábado por dos plazas en la final del mundial de básquetbol. Estados Unidos-Lituania y Turquía-Serbia son los emparejamientos de semifinales.

Salvo Serbia, que perdió un encuentro en la fase de grupos, todos están invictos en siete partidos. Turquía y Estados Unidos cuentan con dos de los planteles más completos del campeonato, mientras que Serbia y Lituania han vuelto a constatar que el este de Europa sigue siendo una de las escuelas de básquetbol más importantes del planeta.

La selección estadounidense está a sólo un paso de pelear por la corona mundial, un título que se le resiste desde hace 16 años. Y su último obstáculo es, sin duda, la revelación del campeonato.

Lituania se presentó en Turquía con nuevo entrenador y un equipo de jugadores prácticamente desconocidos, casi juveniles, salvo alguna excepción como la de su gran estrella Linas Kleiza. Pero la selección europea tardó poco tiempo en demostrar que no estaba en el mundial sólo para aprender.

Derrotó a la campeona España en la fase de grupos, se deshizo de China en segunda ronda y aplastó a Argentina en los cuartos de final.

A pesar del empuje lituano, Estados Unidos es el gran favorito para la victoria. El combinado de la NBA sólo pasó apuros frente a Brasil en la primera fase, arrolló a Angola en segunda ronda y venció con más dificultades de las previstas a Rusia en cuartos de final.

  Argentina venció el viernes a Rusia 73-61 y se enfrentará con España por el quinto puesto en uno de los duelos de mayor rivalidad de los últimos años.

Luis Scola volvió a ser el jugador más destacado del encuentro con 27 puntos, bien apoyado por Carlos Delfino, que anotó 26 unidades. Por parte de Rusia, Sergei Monya encestó 17.

  Comentarios