NBA

Boricua Arroyo feliz de regresar con una verdadera potencia

Carlos Arroyo responde preguntas de la prensa.
Carlos Arroyo responde preguntas de la prensa.

El boricua Carlos Arroyo es uno de los hombres más felices de la tierra, no sólo porque regresó al Heat de Miami, sino porque ahora tras la incorporación al equipo de tres de los mejores jugadores de la NBA, tiene más cerca ganar su primer anillo.

"Me encuentro muy bien, contento de ser parte nuevamente de esta franquicia y estar de regreso al equipo'', declaró el boricua. "Este año es muy especial, las expectativas son muy altas, contamos con tres grandes jugadores y tenemos la oportunidad de ganar un campeonato''.

Carlos Arroyo sufrió una fuerte contusión en el muslo izquierdo a la altura de la cadera al chocar con el ruso Andrey Vorontsevich en su primer partido en el Mundial de Turquía, el pasado 28 de agosto.

Esa lesión en el cuadriceps, que "al principio no parecía tan seria'', lo apartó del torneo y mucho ha tenido que trabajar para llegar a tiempo a este campo de entrenamiento.

"Me lesioné en el primer partido del mundial y fue muy frustrante, estábamos pensado hacer algo grande y tuve que sentarme durante todo el torneo'', comentó Arroyo. "Ahora me encuentro bien, poco a poco estoy haciendo cosas en la cancha y no he tenido molestias''.

El martes el equipo comenzó su campo de entrenamiento en las bases aéreas de Eglin y Hulburt Field alejados de las distracciones y centrados en formar un gran equipo para esta temporada.

"Comenzamos a practicar por primera vez todos juntos con la meta de tener un gran año. Vamos a trabajar para reducir las debilidades y potenciar nuestras fortalezas'', dijo el armador. ‘Entrenar a las bases aéreas va a ser una gran experiencia, es algo bien bonito el poder compartir con las personas que defienden nuestra libertad, realmente esta es una gran oportunidad''.

El puertorriqueño muestra su gran madurez al comentar sobre su rol en este nuevo equipo.

"Ahora sólo quiero estar enfocado en hacer bien mi trabajo y ayudar al equipo, lo mismo viniendo desde el banco, que saliendo como abridor. Eso también lo decía el año pasado, cuando mi rol variaba'', señaló, después de tomarse un café cubano que le brindó su compañero de equipo Udonis Haslem. "Lo importante es hacer bien las cosas para estar en juego y enfocarse sólo en el trabajo, las cosas vendrán solas, la temporada es bien larga y el coach decide lo que es mejor para el equipo''.

El organizador del Heat no le da demasiada importancia al aluvión de críticas que ha recibido el Heat por la contratación de Lebron James, Chris Bosh y Dwyane Wade; ni a la posibilidad de ser abucheados por ello en algunas ciudades.

"Todo el mundo tiene una opinión sobre eso. Lo importante es mantenernos unidos, ser un equipo consistente, ganador, y luchar por ganar un campeonato'', dijo Arroyo. "Todos ellos también van a disfrutar y, seguro, van a aplaudirnos. Todo esto pasa cuando tienes un equipo ganador''.

A Arroyo se le ilumina el rostro cuando habla sobre sus últimos trabajos en el mundo de la música.

"Tenemos por ahí varias cositas ya grabadas, pero ahora que comenzó la temporada estoy sólo enfocado en mi trabajo el baloncesto, la música la hago en mi tiempo libre, en el verano'', comentó sonriente. "Estoy muy contento por que mi sencillo "Se va conmigo'' que ha tenido una buena acogida. Espero que empiece a sonar aquí y que mi gente lo disfrute''.

Carlos se despide ‘llevándose con él' una gran carga de resposabilidad, de ilusión, conciente de que esta temporada el Heat también bailará al ritmo de su reggaetón, sobe todo si conquista el campeonato.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios