NBA

¿Tiene el Heat lo suficiente como para discutir el título?

El armador del Heat Goran Dragic (7) penetra al aro ante la marca del delantero de los Pistons Blake Griffin (23), el pasado 3 de febrero de 2018 en Detroit.
El armador del Heat Goran Dragic (7) penetra al aro ante la marca del delantero de los Pistons Blake Griffin (23), el pasado 3 de febrero de 2018 en Detroit. AP

No hay dudas que el Heat es un equipo con mucho potencial, pero hay una incógnita que no acaba de ser despejada ¿Tiene Miami un equipo lo suficiente bueno como para competir por el banderín del Este esta temporada?

Viéndolo jugar algunas noches parece que sí, pero otras parece que no, y ese es el verdadero problema: su inconsistencia.


Entonces ¿Apostó realmente Pat Riley por este equipo o solo tomó lo mejor que pudo?

Si bien su fortaleza está en el trabajo colectivo, principalmente en defensa, a primera vista parece que el talento no le alcanza para ser un contendiente al título. Veamos entonces.

Es conocido que el quinteto de la Capital del Sol tiene obreros y una buena clase media, pero no una aristocracia, a pesar de Goran Dragic se convirtió en un All-Star.

El Dragón es muy bueno, pero no una superestrella, promediando 17.4 puntos por juego (PPJ), por lo que el Heat necesita al menos otro como él para poder ganar con mayor regularidad.

Con un promedio colectivo de 100.5 PPJ, como Miami hoy, no se gana en la NBA, aunque solo permitas 101.4. Necesitas hombres que anoten un poco más de un modo consistente.

Tras la lesión de Dion Waiters, quien aportaba 14.3 puntos por partido, el otro que más aporta es Hassan Whiteside, quien a pesar de tener grandes condiciones muchas veces no juega fuerte, su compromiso está en duda y tiene lapsos mentales.

El centro aporta 14.2 PPJ, sin embargo por diversas razones no está teniendo una gran temporada. Sus 11.9 rebotes y 1.7 tapones también están por debajo de lo conseguido la pasada campaña, donde tuvo una media de 17.0 puntos, 14.1 rebotes y 2.1 tapones por juego.


En cambio a Josh Richardson se le ve un mayor desarrollo esta temporada y combinando su ataque con su defensa es un jugador bastante valioso. Sin embargo, a pesar de su salto de calidad tiene que anotar de modo más consistente para elevar su promedio de 13.2.

Tyler Johnson le sigue en la lista de anotadores con 11.5, pero en la NBA no es titular, trae energía desde banco y juega fuerte, pero es muy inconsistente.

Wayne Ellington con 11.2 es el siguiente. Muy buen jugador, aporta mucho a la segunda unidad y sus triples son importantes, pero el día que no le entran se desaparece.

Kelly Olynyk tiene para más, pero solo promedia 11 puntos y le falta un poco en defensa. Es muy completo y si se lo propusiese puede ser el mejor jugador del equipo.


James Johnson con 10.5 es el último que pasa de 10 puntos por juego, una cifra que puede aumentar si se deja de tirar tantos triples y ataca más el aro.

Bam Adebayo es atlético y tiene potencial, pero con 7.3 puntos y 5.3 rebotes está aún muy por debajo de lo que se espera de él.

Dwyane Wade apenas tiene 7.1 en tres juegos, pero mejorará esa cifra y ayudará al equipo en todas las facetas del juego en ambos lados de la cancha y sobre todo en los momentos clave.

Por último Justise Winslow con 6.2 no puede aspirar a mucho, excepto traer algo de energía y aprovechar sus cualidades de buen defensor para darle descanso a Richardson. Penetra al aro con facilidad pero una vez ahí tal parece que cierra los ojos.

Sin embargo, si solo jugasen estos 10 jugadores el Heat sumaría 109.6 puntos por juego, por lo que sí tiene equipo para aspirar a todo. Así que veremos como esto termina.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios