NBA

EEUU destroza a Eslovenia y se mete en semifinales

Derrick Rose, de EEUU (#6), marca a Goran Dragic, de Eslovenia.
Derrick Rose, de EEUU (#6), marca a Goran Dragic, de Eslovenia. AP

Estados Unidos se clasificó para las semifinales del Mundial de básquet de España al ganar a Eslovenia por 119-76, en un partido en el que los balcánicos aguantaron hasta el inicio del tercer cuarto, y se disputará el pase a la final contra Lituania el próximo jueves.

El máximo anotador del partido fue el norteamericano Klay Thompson, con 20 puntos, aunque hasta seis jugadores del Team USA anotaron 10 o más puntos.

Eslovenia comenzó muy bien el partido e incluso se llegó a colocar por delante en el marcador (4-8), pero ya se vio en el primer cuarto que el equipo balcánico iba a tener dos graves problemas: el rebote y las pérdidas de balón.

Solo gracias a su tremenda efectividad en el lanzamiento (7/9 en dobles en el primer periodo) y al escaso acierto de los estadounidenses, pudo llegar al final del primer periodo perdiendo por siete puntos (29-22).

En el segundo parcial, Eslovenia cerró algo mejor el rebote y controló las pérdidas de balón, pudiendo mantener la desventaja al descanso (42-49) ante un rival en el que destacaban, como desde el inicio del campeonato, sus dos pivotes titulares: Kenneth Faried (12 puntos y 7 rebotes) y Antony Davis (9+10).

Al inicio del tercer cuarto, una canasta de Goran Dragic puso el marcador en 49-45 a favor de los norteamericanos y el Palau Sant Jordi de Barcelona creyó incluso en el milagro esloveno.

Pero el rodillo estadounidense se pudo en marcha y arrasó con todo lo que encontró por delante.

En apenas cinco minutos, Estados Unidos logró un parcial de 15-4, coronado por un triple del base Kyrie Irving, con el que el Team USA se marchó con 15 de ventaja (66-49, minuto 26).

Eslovenia perdía un balón tras otro (25 al final del partido por 11 del rival) y no tenía control en el rebote (53 a 38 a favor de los americanos).

Los estadounidenses, además, comenzaron a defender muy bien las líneas de pase eslovenas, robando numerosos balones que acababan en espectaculares mates de contragolpe.

A partir de ese momento, Eslovenia desapareció y las diferencias en el marcador se fueron ampliando hasta alcanzar cifras sonrojantes.

La máxima ventaja de los estadounidenses fue de 45 puntos poco antes de llegar al final, en la que la diferencia se redujo a 43.

En lo que debía ser el partido más complicado para los norteamericanos desde el inicio del torneo, acabó siendo una cita placentera para un equipo que dio un nuevo aviso de que no está dispuesto a entregar la corona de campeón lograda hace cuatro años en Turquía.

Estados Unidos jugará la primera semifinal del Mundial de básquet el jueves a las 19h00 GMT en Barcelona frente a Lituania, que se impuso este martes a Turquía por (73-61) en el primer partido de cuartos de final de la jornada.

Las selecciones de Brasil y España buscarán este miércoles el triunfo ante Serbia y Francia, equipos a los ya ganaron en la primera fase disputada en Granada, para citarse en semifinales del Mundial de básquet y seguir haciendo historia para el deporte de sus países.

Tras liberarse del maleficio argentino, eliminando a la Albiceleste en octavos de final, los brasileños están convencidos de que pueden ganar a Serbia y volver a luchar por una medalla 28 años después de haber disputado unas semifinales mundialista por última vez. Curiosamente fue también en España.

“Sin duda, esa victoria nos ha quitado un peso de encima”, admitió Tiago Splitter tras la victoria ante Argentina.

Pero la Seleçao no tiene suficiente con haber acabado con la maldición argentina. “No hemos venido aquí para ganar a Argentina. Tenemos sueños más altos y vamos a seguir luchando por ellos”, declaró el base Raulzinho Neto, el héroe de la victoria ante Argentina con 21 puntos.

Antes, no obstante, Brasil deberá superar el escollo de Serbia, un equipo al que ya ganó en la fase de grupos de Granada (83-71), pero los balcánicos demostraron ante Grecia en los octavos que puede jugar mucho mejor a como lo hizo hace unos días.

Aquel fue un partido muy bien jugador por los brasileños, con una gran defensa y muy acertados en el tiro exterior, pero un pésimo tercer cuarto a punto estuvieron de pagarlo con la derrota.

“Es una gran selección europea, con jugadores muy técnicos y no podemos jugar pensando en la victoria de Granada. Será otra situación y otra historia”, advirtió el veterano técnico de la Seleçao, el argentino Rubén Magnano.

El contundente triunfo ante Argentina (85-65), calificado por la prensa brasileña como “histórico”, “arrasador” o “sensacional”, ha dado tal punto de confianza a los brasileños, que sueñan con volver a pisar un podio, algo que no alcanzan desde 1978.

“No podemos desperdiciar esta oportunidad que para algunos será la última”, repiten los más veteranos.

El último billete para semifinales se repartirá poco antes de la medianoche madrileña (22h00 GMT), cuando finalice el España-Francia, un encuentro marcado en las horas previas por los hermanos Gasol.

El mayor de ellos, Pau, el jugador más determinante de España, tiene molestias en un aductor de las que “está mejor”, aseguró el seleccionador Juan Antonio Orenga este martes. “Esperemos que esté al 100% o casi”.

El pequeño, Marc, no se entrenó el lunes y se ausentó, con permiso del técnico, de la concentración “por motivos personales”, dijo Orenga, sin más precisiones y sin poder confirmar cuándo regresará.

Según la prensa española, el segundo de los hermanos Gasol ha viajado a Barcelona para asistir en las próximas horas al nacimiento de su primer hijo.

Orenga, no obstante, mandó un mensaje tranquilizador: “Son partidos que aunque estés cojo o manco no te los quieres perder”, añadió para dejar claro que los hermanos Gasol estarán contra Francia.

Será el tercer enfrentamiento en torneo oficial entre estos dos países vecinos en apenas un año, después de que hace unos días ya se enfrentaron en el grupo A, con victoria para los anfitriones por 88-64 y de que Francia eliminase a los españoles en las semifinales del Eurobasket-2013 (79-75) para acabar logrando el oro.

Pero ha habido muchos cambios en ambos equipos desde aquel partido en Eslovenia: España no contaba entonces con Pau Gasol, Serge Ibaka o Juan Carlos Navarro y en Francia, con respecto al equipo que ganó el campeonato de Europa, no están Tony Parker, Nando de Colo, Alexis Ajinça o Johan Petro.

Los franceses, anunciaron, tratarán de romper el ritmo del partido para evitar los contragolpes españoles, una de las armas principales del equipo anfitrión.

Los vencedores de los dos partidos que se disputarán el miércoles en Madrid se citarán para la semifinal que se jugará el próximo viernes.

mcd/pm

  Comentarios