NBA

La última hora sobre los tres secuestradores de la NBA

A falta de una semana para el inicio de la agencia libre, tres nombres siguen secuestrando la NBA. LeBron James, Paul George y Kawhi Leonard mantienen sobre sí todos los focos, esperando conocer su rumbo para así poder arrancar la maquinaria.

La última es que los tres puede que se queden donde están. Lo curioso es que después de que todo el mundo desechara esa opción, la misma cada vez cobra más fuerza. Aunque eso no significa nada y muy bien pude ser "un farol" para desviar la atención.

Resulta que después de que todo indicara que LeBron se marcharía a los Lakers, ha trascendido que el delantero ha estado manteniendo contactos con los Cavaliers a través de sus representantes.

James tiene hasta el 29 de junio para informarle al equipo si tomará su opción de $35.6 millones para la próxima temporada o si se convertirá en agente libre. James dijo, tras perder la final con los Warriors, que tomaría una decisión considerando las cuestiones familiares y las posibilidades de ganar el título.

Así que tiene que valorar con quién iría a la hora de tomar su decisión o si, como le recomendó su amigo Shaquille O'Neal, lo mejor es quedarse en casa, o sea en Cleveland.

Según las apuestas los Lakers son su primera opción, los Cavs la segunda, los Rockets la tercera y los Sixers la cuarta.

Pasa que los rumores sobre Paul George y la posibilidad de volver a firmar con el Thunder cada día son más fuertes, en vez de ir dirigidos a su marcha a los Lakers y el campamento de King James no está contento con eso.

El equipo de Oklahoma al parecer le está ofreciendo una montaña de dinero y la posibilidad de competir por el título y George tiene sus dudas.

Luego está el caso Leonard, quien aunque está descontento con los Spurs su relación pueda ser recuperada.

La diferencia de criterios sobre una lesión en la pierna fue el detonante, pero no parece algo que no pueda solucionarse.

El martes pasado Leonard se reunió con el entrenador Gregg Popovich en San Diego y existe la posibilidad que se quede. En caso de marcharse lo haría a un equipo en la Conferencia del Este, preferiblemente los Sixers o los Celtics.


Tanto Filadelfia como Boston tienen piezas importantes para dar en un intercambio, o sea nada de unirse a LeBron y George.

Todo puede suceder, pero estas noticias no hacen más que congelar ahora el mercado y la posibilidad de que alguno recale en el Heat se ve cada vez más lejana.

Aunque el pasado viernes LeBron pisó de nuevo una cancha en Miami, la del Christopher Columbus High School, aunque fue solo para ver jugar a su hijo de 13 años, Lebron James Jr.

Así que lo mejor para el Heat es quedarse con Dwyane Wade, quien al terminar la próxima temporada quiere tener su propia franquicia.

Siga a Pedro González e Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios