NBA

Jimmy Butler se enamoró de La Pequeña Habana y se decidió por el Heat

Jimmy Butler recorrió La Pequeña Habana el 9 de abril de 2019 antes del juego de los 76ers con el Heat en Miami. Marvin Tapia, representante comunitario de La Pequeña Habana, lo acompañó en el recorrido.
Jimmy Butler recorrió La Pequeña Habana el 9 de abril de 2019 antes del juego de los 76ers con el Heat en Miami. Marvin Tapia, representante comunitario de La Pequeña Habana, lo acompañó en el recorrido.

Cualquier cosa que Jimmy Butler esté haciendo ahora mismo, casi seguro que está tratando de ganar.

Lo mismo trata de probar que se estaciona mejor que nadie, o que es el primero en confirmar cualquier hecho con su teléfono, el destacado basquetbolista, que decidió firmar con el Heat como agente libre hace unos días, puede convertir casi todo en una competición.

“Él es, con mucho, la persona más competitiva que he conocido”, dijo su agente, Bernie Lee. “No se puede conversar con él sin que que salga a relucir algo relacionado con la competición, y no te va a dar ninguna oportunidad de ganar, no importa lo que sea. Es una locura la forma en que toma la vida”.

“No me gusta reconocerlo, pero es muy difícil de vencer. Y si lo consigues, te va a obligar a volver a competir una y otra vez, hasta que te venza”, dijo Lee.

El 9 de abril, durante un recorrido por La Pequeña Habana, Butler trataba de probar que juega mejor que los que estaban ese día en el Parque del Dominó. Como no sabía que en estos lugares las fichas del dominó llegan hasta el doble nueve, se confundió, porque siempre jugó con fichas hasta el doble seis.

“Se concentró en el dominó”, dijo Marvin Tapia, representante comunitario de La Pequeña Habana, quien acompañó a Butler en un recorrido por la zona. “Dijo que aprendió a contar usando fichas de dominó”.

“[Los otros jugadores] sacaron las fichas hasta el doble nueve. Butler dijo un paso atrás y dijo: ‘Yo no sé jugar con el doble nueve’. Estaba muy asustado”, añadió Tapia.

El grupo terminó jugando con el doble seis como la ficha mayor. Naturalmente, Butler ganó.

“Le encanta el basquetbol, le encanta competir en todo y sobre todo ganar”, dijo Brad Ball, quien fue su entrenador en la secundaria Tomball en Texas. “Quiere ser el mejor. Tiene una intensidad que la mayoría de las personas no tiene. Y le encanta ser así”.

Como anillo al dedo

Así las cosas, para los que se hayan preguntado por qué Butler escogió venir al Heat este verano, cuando aparentemente tenía mejores opciones con los Clippers, los Lakers, los Rockets y los 76ers, es importante entender la mentalidad competitiva con que Butler enfrenta la vida.

Aunque Butler quizás tuviera la posibilidad de ganar más juegos la próxima temporada con alguna de sus otras opciones como agente libre, el mantra del Heat “el equipo que más duro entrena, el más profesional, el más desinteresado, el más duro, el más odiado de la NBA”, encaja perfectamente con la personalidad de Butler.

Una fuente de la liga dijo que Butler salió de su reunión del 30 de junio con el Heat en la AmericanAirlines Arena convencido de que era el equipo que más le convenía debido a su historial probado de colocar la búsqueda de la victoria por encima de cualquier otra cosa. Butler, quien cumple 30 años en septiembre, tenía otras reuniones programadas como agente libre, pero las canceló rápidamente una vez que se reunió con el Heat el primer día de las negociaciones.

“Creo que la cultura de esta organización, obviamente los jugadores que tienen ahora, los que ha tenido en el pasado, todo eso encaja con mi manera de ser, con la manera en que pienso, cómo hago las cosas”, dijo Butler hace unos días tras firmar un contrato a cuatro años por un máximo de $142 millones con Miami.

Pat Riley, presidente del Heat, impresionó a Butler durante la reunión de cuatro horas, y Riley estaba decidido a conseguir el compromiso de Butler con el equipo.

Las autoridades del Heat presentes en la reunión fueron el dueño, Micky Arison; Nick Arison, el presidente ejecutivo; el gerente general Andy Elisburg; el coach Erik Spoelstra; el ejecutivo y antiguo jugador estrella Alonzo Mourning; Shane Battier, vicepresidente de desarrollo y análisis, y Riley.

“Siempre dijo que le gustaba Miami”, afirmó Butler de la influencia del recientemente retirado Dwyane; los dos se hicieron amigos cercanos como compañeros de equipo en los Bulls en la temporada 2016-17. “Obviamente, esto incluye el buen tiempo de Miami y todo lo demás. Pero lo importante aquí es la organización y su gente, la forma en que funcionan. Yo he tenido la fortuna de estar junto a él un par de años desde el tiempo que pasé en Chicago, y eso siempre salía a relucir de una manera u otra, la calidad de la gente aquí, la cultura, y obviamente ganar campeonatos y lo que eso significaba.

“Siempre me decía: ‘Este es un lugar para tí. Por el tipo de persona que eres, por la mentalidad que tienes, la cultura de Heat, todo encaja’. Ahora nos reímos de eso, pero mirando hacia atrás, uno puede decir que sí, que él [Wade] se imaginó cómo sucedería todo esto y que Miami me viene como anillo al dedo”.

SPORTS-BKN-HEAT-WADE-BUTLER-GET.JPG
Dwyane Wade (en el centro, izquierda) intercambia camisetas con Jimmy Butler después de un juego entre el Heat y los 76ers en la AmericanAirlines Arena el 9 de abril de 2019. Michael Reaves TNS

¿Cuál es la propuesta a largo plazo del Heat para Butler? El Heat tiene una hoja de ruta para componer equipos ganadores de campeonatos y está consciente de que hará falta tener más de una estrella para lograrlo, igual que cuando el Heat recibió a Shaquille O’Neal para que jugara con Wade y ganó el título en 2006, y cuando el Heat trajo a los Tres Grandes para ganar el campeonato en el 2012 y el 2013.

El Heat le presentó a Butler la idea de convertirse en la primera estrella establecida en unirse al equipo actual, con el entendimiento de que la organización haría un gran esfuerzo por agregar otra estrella al conjunto. El Heat estuvo negociando para traer a Russell Westbrook recientemente, pero el precio terminó siendo demasiado elevado, aun así sigue presente la idea que es más fácil conseguir una segunda estrella cuando ya se tiene otra en el equipo.

Miami ve a Butler como alguien con el que los demás quieren jugar, por su estilo versátil y agresivo de competir.

Pero ese fuerte impulso competitivo de Butler lo ha metido en problemas en el pasado, cuando ha cuestionado el esfuerzo y el compromiso de sus compañeros, y eso creó roces en los equipos de la NBA que ha integrado anteriormente, especialmente en los Bulls y los Timberwolves.

Pero el Heat da la bienvenida a la competitividad de Butler, una de las grandes razones por las que su presencia en el equipo resulta positiva para las dos partes.

Un recorrido por Miami

Butler empezó a explorar Miami en abril con un recorrido por La Pequeña Habana cuando estaba en la ciudad con los 76ers para enfrentarse al Heat en el juego final de la carrera de Wade en casa, el 9 de abril. Butler aprovechó su estancia para conocer la zona.

Pero estaba decidido a saborear “el verdadero Miami” y decidió recorrer La Pequeña Habana. El día comenzó tomando café cubano en la frutería Los Pinareños.

“Empezamos con un cafecito”, dijo Tapia. “Nos hacía falta algo fuerte para empezar el día. Butler quería saber cómo pedir un café, la diferencia entre un cortado, una colada y un cafecito.. Lo pidió sin azúcar porque su dieta no le permite consumir azúcar. Yo le dije: ‘Así no es’ ”.

Pero Butler se mantuvo firme con lo del azúcar, y de ahí se fue a comprar una guayabera, un sombrero de pajilla y un tabaco, antes de pasar el resto de la jornada jugando dominó.

“Se comportó totalmente natural al sumergirse en la cultura”, comentó Tapia. “Yo me sorprendí de ver a alguien de su calibre mostrarse tan humilde y abierto a nuevas cosas. Pero tiene mucho sentido que él quisiera ver cómo Miami reaccionaba a su presencia antes de mudarse”.

“Cuando digo que fue increíblemente abierto y genuino, es exactamente eso. No hubo nada forzado. Realmente pareció que quería aceptarlo todo”.

Durante el recorrido, Butler hizo preguntas como: “¿Tú crees que sepan quién soy?” “¿La gente ve mucho baloncesto?” “¿Qué piensa la gente de Wade?”

“Creo que quería imaginar cómo Miami lo recibiría y cómo se sentiría aquí”, indicó Tapia. “Le encantó. Se divirtió mucho. Después me dio las gracias. Su manager me dijo más tarde: ‘Jimmy no ha parado de hablar de La Pequeña Habana’ ”.

El atractivo de jugar con el Heat es obvio para Butler, y la ciudad ciertamente le llama la atención. Miami sencillamente parece ser el lugar perfecto para la próxima fase de su carrera en la NBA.

“Él está en un punto en su carrera en que va a comenzar su noveno año en la liga. Es hora de que ponga en acción toda la experiencia acumulada”, dijo Lee de Butler. “Parece que es un momento ideal y un lugar ideal para él. Ahora se incorpora a una organización que deja muy en claro las metas y las agendas del grupo. Esas metas y agendas son muy parecidas a las de Jimmy”.

Jimmy Butler took a tour of Little Havana on April 9 before the 76ers’ game against the Heat in Miami. Video courtesy of Marvin Tapia (@mrmiamimarvin on Instagram)

  Comentarios