Olimpiadas

Todos quieren ver a Kobe Bryant

Kobe Bryant
Kobe Bryant AFP/Getty Images

Aparte de la competición, muchos de los atletas presentes en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 sólo tienen una preocupación: ¿dónde está Kobe Bryant?

A juzgar por la ola de histeria que desata cada vez que pone un pie en la calle, no parece haber dudas de que se trata de una de las mayores estrellas de los Juegos Olímpicos, cuya apariciones en público casi provocan desórdenes públicos.

"No sé como era con los Beatles, pero, por lo que he visto en la tele, se parece mucho'', afirma su compañero de selección, Chris Bosh, antes de añadir "es una locura. He visto a un tipo pegando saltos y gritando porque Kobe acababa de firmarle un autógrafo''.

Pero, no sólo el público se entusiasma con la estrella de la NBA, los deportistas también quieren ver al jugador. La nadadora tailandesa Nimita Thaveesupsoonthorn no tuvo reparos en afirmar: "me gustaría ver a Kobe Bryant'', mientras que el basquetbolista Vasillis Spanoulis afirmó: "tengo la suerte de poder jugar contra él''.

La excitación alcanza hasta a los deportistas más famosos, acostumbrados a ser ellos mismos, el centro de atención, como el velocista estadounidense Tyson Gay: "Me encontré con Kobe y me preguntó como iba mi pierna. ¡Es increíble! Enseguida envié un SMS a mi madre para decirle que Kobe Bryant se preocupaba por mi salud. También está alucinada''.

Después que el N.3 mundial del tenis Novak Djokovic se sacara una foto con él, el lunes le tocó el turno a los futbolistas argentinos pedir una audiencia con "San Kobe''.

"Nos lo encontramos en el restaurante y esta vez éramos nosotros los que sacábamos las cámaras de fotos'', afirmó Sergio Agüero, que sabe de lo que habla porque es el novio de la hija de... Maradona.

  Comentarios