Olimpiadas

Primer oro de América Latina

MIJAIN LOPEZ muestra su júbilo en el podio luego de haberse adueñado del título olímpico 
en la categoría de los 120 kilos en lucha grecorromana. Es la primera de oro para 
Latinoamérica.
MIJAIN LOPEZ muestra su júbilo en el podio luego de haberse adueñado del título olímpico en la categoría de los 120 kilos en lucha grecorromana. Es la primera de oro para Latinoamérica. AFP / Getty Images

En un día en que la capital china vivió uno de sus días más grises, el cubano Mijaín López puso a brillar la primera medalla de oro para Cuba al imponerse en la división de los 120 kilos.

El luchador cubano gana en gran forma y le da un título olímpico a la región


Ni la lluvia constante pudo impedir que López, el amo y señor del peso a nivel mundial desde hace unos años, celebrara su triunfo ante el ruso Khasan Baroev y se reafirmara como uno de los mejores hombres en la lucha grecorromana.

"Me siento muy feliz, porque este es el mayor de los triunfos, es algo muy especial'', declaró el pinareño, que fue el abanderado de la delegación cubana en la ceremonia inaugural. "El oro resume mucho sacrificio, el resultado de la preparación física, que es lo que nos permite acceder a un nivel superior''.

Esta es la sexta medalla de oro que la lucha grecorromana le brinda a Cuba en citas estivales.

Desde Atenas 2004, López ganó torneo tras torneo en la arena internacional, incluyendo dos títulos mundiales en una categoría que era posesión única de rusos y norteamericanos.

Baroev ganó una corona del orbe en el 2004, pero desde ese año vive a la sombra del cubano sin poder levantar cabeza y, aunque antes de estos Juegos había expresado su deseo de romper ese yugo, no pudo con las maniobras envolventes de su rival.

De cualquier modo, esta pelea era una especie de revancha para López, quien había sido eliminado por el eslavo en los cuartos de final de Atenas.

En este desafío en particular, el antillano rebasó a Baroev con un movimiento de llaves que le valió cinco puntos en el primer asalto y luego ganó el segundo 1-1 en un desempate bajo el formato del mejor en tres episodios.

"Vi el combate muy parejo y pudo haber ganado cualquiera'', dijo Baroev. "Al final le fue mejor a López y no me queda otra cosa que felicitarlo''. El también doble titular Panamericano superó en su camino al oro al belaruso Siarhei Artsiukhin 3-0 y 2-1, y al armenio de origen ruso Yuri Patrikeev, medallista de bronce en el Mundial de Moscú 2002, por pegada.

Ya en el combate por el paso a la final y delante de miles de aficionados -entre los que se encontraba el titular de Barcelona 1992 Héctor Milián-, el cubano superó fácilmente al sorprendente sueco Jalmar Sjober 4-0 y 5-0.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios