Olimpiadas

Lazo, una garantía para el equipo antillano

EL VETERANO 
Pedro Luis Lazo 
fue motivo de 
controversia en el 
duelo ante EEUU.
EL VETERANO Pedro Luis Lazo fue motivo de controversia en el duelo ante EEUU. AFP/Getty Images

Pedro Luis Lazo se sienta a conversar con el brazo derecho envuelto en hielo.

"Lo estoy derritiendo de lo caliente que lo tengo'', bromea el lanzador del equipo Cuba. "Pero nada. Esto de lanzar hoy sí y mañana también lo vengo haciendo desde hace tiempo. Mi cuerpo está acostumbrado''.

El pinareño, sin duda, es de esa clase de lanzadores que simplemente ya están extinguidos, el último de su especie, de aquellos que como el legendario Cy Young mejoraban con más trabajo.

En una era en que los serpentineros de todas las latitudes apenas pueden rebasar las cinco o seis entradas de actuación y muy difícilmente cambiar de rol en sus cuerpos de pitcheo, Lazo sobresale por su capacidad de resistencia.

"Hubiera sido tremendo en Grandes Ligas'', comenta un cazatalentos de la Liga Americana. "Puede ser abridor, relevista intermedio, cerrador. Aquí en dos días lo han usado mucho y no se queja. En las Mayores hay pocos que puedan hacer eso. Es más me atrevería a decir que nadie''.

Tres entradas en el primer choque contra Japón, seis contra Estados Unidos. El mánager cubano, Antonio Pacheco, no tuvo que pensarlo dos veces para traer al hombre más completo entre sus serpentineros.

Por la mente tiene que haberle pasado que la carga de trabajo podría jugarle una mala pasada al astro de Pinar del Río, pero Pacheco no se confía en el resto. De otro modo habría usado a cualquier otro miembro del bullpen.

Si se tratara de Canadá o China, sin duda que Pacheco le hubiera dado la pelota a otro relevista con los ojos cerrados, pero se trataba de los dos mejores equipos de este torneo y no quería correr riesgos.

"Es que Pedro Luis Lazo es sinónimo de garantía'', explica Pacheco. "Para un mánager tener un lanzador como él es algo tremendo. Lo puede hacer y lo hace bien. Todavía le queda mucho por lanzar aquí''.

En Cuba es una leyenda y fuera de la isla tambien.

"No creo que exista algún scout [cazatalento] que en las últimas dos décadas no haya tenido el nombre de Pedro Luis Lazo en la boca en algún momento'', agregó el evaluador de las Mayores. "El decidió jugar en su país y eso se respeta. Pero digo una cosa, si a José Contreras le ha ido bien, a este le habría ido mejor, por su versatilidad''.

Aquí todos le miran con respeto, pues el único pelotero en la historia que ha participado en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos y el primero que busca tres medallas de oro tras los éxitos en Atlanta 1996 y Atenas 2004.

Si Cuba se corona, el lanzador de 35 años, que en Sydney-2000 se conformó con la medalla de plata, superará a otros cinco ilustres peloteros cubanos, su propio mánager Pacheco, Orestes Kindelán, Omar Linares, Luis Ulacia y Antonio Scull.

Pero por ahora eso no preocupa a Lazo, quien en la pasada Serie Nacional se convirtió en el lanzador más ganador de la historia en su tierra (235), dejando atrás el récord del matancero Jorge Luis Valdés.

"Quiero ganar esta medalla, pero no me voy a retirar después de la olimpiada'', agregó Lazo. "Sé que el final se acerca. Probablemente cuelgue los spikes al final del segundo Clásico Mundial. Para ese entonces, ya habré cumplido todo lo que me propuse''.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios