Olimpiadas

Final adelantada en el básquetbol masculino

DWYANE WADE y el equipo estadounidense tendrán su duelo más difícil en los Juegos 
Olímpicos cuando enfrenten al combinado nacional de España, que también está invicto.
DWYANE WADE y el equipo estadounidense tendrán su duelo más difícil en los Juegos Olímpicos cuando enfrenten al combinado nacional de España, que también está invicto. Associated Press

Muchos consideran a España un serio candidato para destronar a Argentina como campeón olímpico de básquetbol. Esas son palabras mayores si se toma en cuenta el poderío de la albiceleste y de Estados Unidos, el otro gran favorito en Pekín con su plantel rebosante de estrellas de la NBA.

Los dos combinados nacionales se juegan su invicto


La verdadera prueba de los españoles llegará hoy, cuando choquen con Estados Unidos en un duelo de invictos por la cuarta fecha del Grupo B del torneo masculino. El ganador asegura de inmediato su boleto a los cuartos de final y enviará un claro mensaje al resto de los competidores.

Argentina (2-1) tiene un partido mucho más accesible contra Irán (0-3) por el Grupo A, en el que también podría sellar su entrada a la siguiente ronda.

"Tenemos que hacer nuestro trabajo, ellos son los campeones mundiales y tenemos que arrebatarles el triunfo'', comentó el escolta estadounidense Kobe Bryant. "Tenemos que ser listos, no podemos presionar todo el tiempo. Tenemos que saber cómo y cuándo presionar en la defensa''.

Estados Unidos le profesa el máximo respeto a España, un equipo que cuenta con el astro Pau Gasol, compañero de Bryant en los Lakers de Los Angeles.

Después de todo, España es la reinante campeona del mundo y ha lucido formidable en Pekín, aunque tuvo que esforzarse hasta un tiempo extra para derrotar a la China de Yao Ming.

"España se parece a un equipo de la NBA'', opinó el entrenador estadounidense Mike Krzyzewski. "Tienen profundidad, y un base de primera categoría. Todos en este equipo respetan a [José Manuel] Calderón. No los vamos a intimidar, hay que dar el máximo''.

Los españoles no le temen a un rival que cuenta con jugadores de la talla de Bryant, LeBron James y Dwayne Wade.

"No vamos a cambiar nuestro estilo porque jugamos contra Estados Unidos'', afirmó Calderón. "La única diferencia es que nosotros no tenemos la presión''.

  Comentarios