Olimpiadas

Brasil sale a enfrentar su pasado

EL BRASILEÑO Ronaldinho bromea con su compañero 
Marcelo en una práctica de cara al duelo ante Camerún.
EL BRASILEÑO Ronaldinho bromea con su compañero Marcelo en una práctica de cara al duelo ante Camerún. Associated Press

Mientras Brasil y Ronaldinho buscarán vengarse de un Camerún que fue su verdugo hace ocho años en Sidney, Argentina y Lionel Messi tratarán de dejar en el camino a una Holanda con la que nunca se enfrentó en el fútbol olímpico, al disputarse hoy los cuartos de final del balompié masculino.

Enfrentará a Camerún que lo eliminó en Sydney hace ocho años


En el caso que los pentacampeones logren frenar esta vez a los Leones indomables y los argentinos derroten a los holandeses, quedará ontado el escenario para una semifinal entre los dos colosos sudamericanos.

En los otros dos choques de la jornada, una Italia ansiosa de colgarse nuevamente la medalla de oro 72 años después de haberla conseguido en Berlín se las verá con Bélgica, mientras que Nigeria, las "Aguilas'' que sorprendieron en Atlanta en 1996 al ganarle el oro a Argentina, se topará con la aguerrida Costa de Marfil.

En la lucha están los últimos tres campeones olímpicos: Nigeria, Camerún y Argentina.

Los deseos de venganza estarán presentes particularmente en Shenyang, sede del choque entre brasileños y cameruneses.

Ocho año después de que Brasil y un Ronaldinho en la flor de su juventud fueran eliminados por Camerún en un dramático choque de cuartos de final, los dos reeditarán ese encuentro.

La selección camerunés, que tenía entre sus filas a Samuel Eto'o, le ganó a Brasil 2-1 con un gol de oro en un partido en el que Ronaldinho marcó el tanto de su equipo.

" ¡Otra vez Camerún!'', dijo Dinho admirado cuando supo que la escuadra africana sería nuevamente el obstáculo en la ansiada empresa de la verdeamarela de ganar su primer oro olímpico.

El flamante fichaje del Milan fue cauto y consideró que es un contrincante a tomar en serio.

Pero a juzgar por lo mostrado por ambos en la primera fase, Brasil sale a la cancha con la chapa de favorito. Ganó sus tres partidos y fue el equipo más goleador de la primera ronda.

Camerún le ganó a duras penas a la floja Honduras 1-0 y no pasó del empate ante Corea del Sur e Italia, para avanzar a los cuartos con cinco puntos detrás de la selección azzurra.

El equipo africano no sólo tendrá que cuidarse esta vez del veterano y capitán Ronaldinho, sino de otros jugadores como Diego que se reencontró con el gol y un Alexandre Pato que está con ganas de remecer con más fuerza las redes, tras haber anotado sólo un tanto en la primera fase.

Argentina, cuya misión es revalidar el oro que ganó hace cuatro años en Atenas, también pasó a los cuartos con tres victorias y es favorita para derrotar a Holanda, que tuvo un desempeño disparejo en la primera ronda, en la que ganó un juego a duras penas y empató los otros dos.

Holanda ganó hace mucho tiempo tres bronces en el fútbol masculino olímpico y no se había clasificado al torneo desde Helsinki'52.

Los argentinos y holandeses nunca se enfrentaron en estos escenarios.

Holanda llegó antecedida por una buena campaña clasificatoria pero aún no lo ha demostrado en China.

La albiceleste, en cambio, dejó en claro que puede ganar con Messi y sin él en el terreno de juego.

Messi llegará descansado ya que no jugó el último partido de la primera fase, al igual que sus compañeros de la ofensiva Juan Román Riquelme y Sergio Agüero.

  Comentarios