Olimpiadas

Estados Unidos con grandes decepciones en el atletismo

LA ESTADOUNIDENSE Sanya Richards (322) era la favorita para ganar los 400 metros. Fue 
superada por la británica Christine Ohuruogu (1819) y la jamaiquina Shericka Williams (2170).
LA ESTADOUNIDENSE Sanya Richards (322) era la favorita para ganar los 400 metros. Fue superada por la británica Christine Ohuruogu (1819) y la jamaiquina Shericka Williams (2170). AFP / Getty Images

Unos días después de que Tyson Gay ni siquiera se clasificó para la final de los 100 metros, otras dos estadounidenses sufrieron sonados reveses en el atletismo.

Tyson Gay, Sanya Richards y Lolo Jones no pueden cumplir con los pronósticos


Sanya Richards y Lolo Jones dejaron ir medallas doradas que siempre se dieron por seguras.

La de Jones quedó de todos modos en manos de una estadounidense ya que Dawn Harper ganó los 100 metros con vallas, pero la que Richards tenía reservada en los 400 metros se la llevó la británica Christine Ohuruogu.

El ruso Andrey Silnov se alzó con el oro en el salto en alto, el estonio Gerd Kanter revalidó su título en el lanzamiento de disco y Rashid Ramzi le dio a Bahrein su primera presea dorada al imponerse en los 1,500.

El jamaiquino Usain Bolt, mientras tanto, se clasificó caminando a la final de los 200 metros, en la que intentará hoy completar un doblete que no se ve desde 1984. Bolt ya ganó los 100 con récord mundial, una prueba en la que Gay no superó la etapa semifinal.

Richards, amplia favorita, punteaba al llegar a la recta final y fue superada por dos corredoras. Ohuruogu se alzó con el oro en 49.62 segundos y la jamaiquina Shericka Williams la plata con 49.69.

Richards se consoló con el bronce en 49.93.

La estadounidense expresó que sufrió una molestia en una pierna al tomar la última curva de la pista.

Jones también punteaba, pero tropezó con la última valla y perdió el equilibrio. Finalizó séptima.

"Fue como un auto que va a máxima velocidad. Cuando toma la curva, uno mantiene el control o se estrella'', declaró Jones.

Su percance le abrió las puertas a su compatriota Harper, quien se quedó con el oro en 12.54. La plata fue para la australiana Sally McLellan en 12.64 y el bronce para la canadiense Priscilla Lopes-Schliep, también con 12.64.

Se tuvieron en cuenta las milésimas de segundo para darle la plata a la australiana.

  Comentarios