Olimpiadas

Póker en boxeo para Cuba

Andris Laffita Hernandez (derecha) en la pelea contra el boricua McWilliams Arroyo.
Andris Laffita Hernandez (derecha) en la pelea contra el boricua McWilliams Arroyo. AFP/Getty Images

Las semifinales fueron para Cuba las dos caras de una misma moneda con cuatro hombres clasificados a la lucha por el oro olímpico e igual número de eliminados en una jornada maratónica en el Gimnasio de los Trabajadores.

De este modo, ya no se podrá igular la faena de Atenas 2004, cuando la isla logró cinco medallas de oro, dos de plata y una de bronce.

Por la Mayor de las Antillas subirán al ring el sábado el mosca Andris Laffita (51) y el medio Emilio Correa (75), mientras que el domingo mediran fuerzas el peso gallo Yanquiel León (54) y el welter Carlos Banteaux (69).

Ningún otro equipo pudo clasificar tantos hombres como la isla.

"Creo que el ring ha sido el mejor evaluador de talento'', manifestó el entrenador principal de la escuadra, Pedro Roque. "Para mí han desarrollado una labor excepcional. Todos, hasta los que perdieron. Estoy muy contento con los resultados en general''.

Pero Roque sabe que esa cuarteta pudo aumentar si el superligero Roniel Iglesias (64), el pesado Osmai Acosta (91), el minimosca Yampier Hernández (48) y el ligero Yordenis Ugás (60) hubieran tenido mejor fortuna encima del cuadrilátero.

Soprendió, especialmente, la derrota de Ugás, la principal carta de triunfo de la isla tras sus títulos en el mundial de Mianyang 005 y de los Panamericanos de Río de Janeiro en el 2007.

"Ugás es mucho mejor que lo que demostró'', afirmó Roque de la pelea de su pupilo contra francés Daouda Sow. "Subió al ring derrotado psicológicamente y eso no debió suceder, porque él era el más veterano, el que mejor se había preparado''.

Si Roque admitió la derrota de Ugás, considera que Hernández fue víctima de un claro despojo por parte de los jueces.

"No perdió él, se la quitaron'', indicó el preparador. "Tiró más golpes y no se los marcaron. Se lleva un bronce merecido, pero para mí es el verdadero campeón olímpico de su división''.

Laffita derrotó al ruso Georgy Balakshin por 9-8 y buscará el oro ante el tailandés Somjit Jongjohor; y Corrrea superó al indico Vijender Kumar e irá tras las huellas de su padre -campeón en Munich 1972- frente al británico James Degale.

Por su parte, León, que derrotó al mauriciano Bruno Juile 7-5, cruzará golpes con el mongol Badar-Uugan Enkhhbat. Y Banteaux, vencedor del chino Silamu Hanati 17-4 irá por el oro ante el kazajo Bakhyt Sarsekbayev.

La otra nota destacada por Latinoamérica la puso el púgil dominicano Félix Díaz, quien logró una victoria histórica al poner por primera vez en la historia a su país en una final olímpica de boxeo.

La mejor actuación de un quisqueyano data de 1984, cuando el gallo Pedro Nolasco ganó medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Angeles.

Díaz venció apretado 12-10 frente al francés Alexis Vastine.

"Siempre tuve fe y sabía que mi condición física me iba a permitir venir de abajo hacia arriba, remontar y terminar fuerte en el último asalto'', expresó el dominicano, quien se medirá con el tailandés Manus Boonjumnong por el oro.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios