Olimpiadas

Tripleta de los hermanos López

Steven Lopez
Steven Lopez AP

Steven López trató en todo momento de sostener en alto su mirada, pero le costaba trabajo aceptar que esa tercera medalla de oro olímpica que tanto había soñado se le escapó entre las manos.

El máyor y más laureado de los hermanos López tuvo que conformarse con un bronce en el torneo olímpico de taekwondo, que se unen a un metal del mismo color de Diana y la plata ganada por Mark.

De este modo, los tres López regresarán con medallas, pero no del color preferido.

"Todo gran gladiador quiere el oro y el bronce no era lo que estaba buscando'', declaró el estadounidense hijo de padres nicaragüenses. "Hay cosas que no puedo controlar como los jueces. Merecí haber estado en la batalla por el oro''.

Todo comenzó muy bien para Steven al ganar sus dos primeros choques hasta que le tocó enfrentar al italiano Mauro Sarmiento, quien le derrotó en un apretadísimo combate 3-2 en cuartos de final.

Steven, bicampeón olímpico de Sidney y Atenas, se desquitó en el repechaje y le ganó al azerbaiyano Rashad Ahmadov, pero pareció como si el resultado de ese combate no le importara para nada.

Cada vez que se le preguntaba algo, siempre terminaba hablando de su pelea contra Sarmiento.

"Estaba arriba 2-0 y creí que ganaría como siempre'', agregó Steven. "Lo de los jueces no está en mi control. Quiero saludar a los ganadores, pero a la vez decir que yo debí ir a la final con el iraní [Hadi Saei, ganador del oro en los 80 kilos])''.

Si en el primer día Latinoamérica dio la nota destacada, esta vez las cosas fueron de mal en peor.

La puertorriqueña Asunción Ocasio Rodríguez cayó 5-1 ante la croata Sandra Saric por una de las preseas de bronce, mientras que la argentina Vanina Paola Sánchez Berón cayó 9-2 ante la australiana Tina Morgan.

El venezolano Carlos Armando Vásquez Carvajal perdió 5-2 ante el británico Aaron Cook en cuartos de final antes de que se despidieran también del torneo el hondureño Miguel Adrián Ferrera Rodríguez y el puertorriqueño Angel Román Martínez.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



  Comentarios