Olimpiadas

Brasil estrena oro en vóleibol femenino

Sheilla Castro, la mejor anotadora el encuentro por Brasil.
Sheilla Castro, la mejor anotadora el encuentro por Brasil. MCT

Brasil ganó el sábado su primera medalla de oro olímpica en el vóleibol femenino al derrotar en la final a Estados Unidos en un partido que se extendió a cuatro sets.

Las brasileñas estaban muy bien paradas, no se les escapaba nada


Las brasileñas se impusieron 25-15, 18-25, 25-13 y 25-21 en un juego que enfrentó a ambas selecciones por primera vez en una final de los juegos.

"Esto le prueba a los que dudaron del grupo, que este es un grupo ganador. Vinimos buscando el oro y eso fue lo que conseguimos'', dijo Sheilla Castro, la mejor anotadora el encuentro por Brasil con 19 puntos.

En Estados Unidos fue Tom Logan, con 16.

El set concedido a las estadounidenses fue el único que la selección verdeamarela perdió en todos sus partidos en Beijing.

"Este es un día muy especial, no tengo palabras, aún no entiendo la dimensión de todo esto que está pasando pero sin duda sé que este es el día más feliz de mi vida'', manifestó Paula Pequeno, una de las estrellas del plantel brasileño.

Mientras hablaba, Pequeno lloraba de felicidad y acariciaba la medalla, la que dedicó a su familia y amigos. A su lado Marianne, la segunda mejor anotadora decía como si aún no lo creyera "somos vencedoras, somos campeonas olímpicas''.

Para Walewska Oliveira, hasta que lleguen a Brasil es que "comprenderemos totalmente el significado de esto''.

El primer set fue para las brasileñas ante unas norteamericanas que lucían impotentes para detener a Pequeno y a Fabiana Claudino, que se lucieron con poderosos remantes.

Pero para el segundo set Estados Unidos se fue arriba con un 5-1 con una lucha centrada en la zona de red y con Brasil desordenado en sus posiciones perdiendo punto tras otro.

El tercero fue un mano a mano desde el arranque, pero poco a poco las brasileñas ampliaron la distancia con maniobras rápidas e inesperadas para la defensa norteamericana y la presión era evidente en las celebraciones de cada punto, que se hacían como si fuera el del triunfo.

Un remate de Marianne dio el set.

En el siguiente, los dos equipos salieron a morir: Brasil para sentenciar, Estados Unidos para obligar al quinto.

Sin embargo las brasileñas estaban muy bien paradas, no se les escapaba nada, tanto que Pequeno se estrelló contra la banca y los fotógrafos cuando se lanzó para no perder una bola.

Dos bloqueos de Fabiana pusieron en ventaja a las brasileñas y con una pelota que salió despedida por fuera en un remate de Logan, cayó el oro. Antes solo ostentaban bronces de Atlanta 1996 y Sidney 2000 y para las norteamericanas, la plata de Los Angeles 1984.

En el duelo por el bronce, Cuba, ganadora de tres oros consecutivos en 1992, 1996 y 2000, perdió con China.

  Comentarios