Olimpiadas

EEUU se corona en atletismo

Jeremy Wariner, David Neville, LaShawn Merritt y Angelo Taylor, de izquierda a derecha.
Jeremy Wariner, David Neville, LaShawn Merritt y Angelo Taylor, de izquierda a derecha. AP

Con dos triunfos el sábado, Estados Unidos se consagró campeón del atletismo olímpico de Beijing. Pero solo Jamaica puede presumir de haber dado un formidable espectáculo con Usain Bolt atrapando tres medallas de oro con otros tantos récords del mundo.

A Estados Unidos lo salvaron sus victorias de la penúltima jornada en los relevos 4x400 masculino y femenino, ya que figuraba detrás de Rusia y Jamaica en el total de preseas de oro.

Y aunque resta el maratón masculino del domingo, Estados Unidos ya es inalcanzable en el medallero con un total de 23, de las cuales siete son de oro, nueve de plata y siete de bronce.

Rusia le sigue con 18 (6-5-7) y por más que uno de sus atletas gane el maratón, igual terminará segundo porque a lo sumo igualaría a los estadounidense en el total de oros, pero estaría debajo en las preseas de plata, que entran dominar la escena en caso de una segunda opción.

Jamaica, que no tiene representantes en el maratón, terminó con 11 medallas, entre ellas seis de oro, tres de plata y dos de bronce, consagrándose como un claro rey de la velocidad.

La mitad de sus preseas doradas fueron obra de Bolt, campeón en los 100 y 200 metros y en el relevo 4x100 junto con Nesta Carter, Michael Frater y Asafa Powell, en todos los casos pulverizando anteriores marcas mundiales.

Sólo el estadounidense Michael Phelps y la australiana Stephanie Rice, reyes de la natación en el "Cubo de Agua'', se habían dado el lujo de ganar al menos tres medallas de oro con tres récords del mundo en estos juegos.

Hasta que llegó Bolt.

Además de esa rayo de la tierra, de la isla caribeña también proceden Melaine Walker, nueva reina de los 400 metros con vallas y las campeonas olímpicas de los 100 y 200 metros Shelly Ann-Fraser y Veronica Campbell-Brown, respectivamente.

La jornada se inició con dos triunfos seguidos de Kenia para otras tantas medallas de oro, primero con Wilfred Bungei en los 800 metros masculinos y después con Nancy Langat en los 1500 femenino.

"Este es un gran día para Kenia'', dijo Bungei luego de ganar casi de punta a punta con un tiempo de 1:44.65 minutos. "Hemos llegado aquí con incertidumbre y en una sola noche ganamos dos medallas de oro; increíble''.

El sudanés Ismail Ahmed Ismail se llevó la medalla de plata en 1:44.70 y el keniano Alfred Yego, campeón mundial, la de bronce en 1:44.82.

Lagat, por su parte, atrapó el oro con un tiempo de 4:00.23, para relegar a las ucranianas Iryna Lyshchynska, que cronometró 4:01.63, y a Nataliya Tobias, 4:01.78, quienes se llevaron plata y bronce, respectivamente.

El dominio africano lo extendió el etíope Kenenisa Bekele en los 5.000 metros al fijar un récord olímpico y completar el doblete en las carreras de fondo en Beijing.

"Esto no fue fácil para mí'', dijo Bekele, quien previamente había revalidado su corona en los 10.000, y que ahora se impuso con 12 minutos y 57.82 segundos. "Esto fue fruto de un arduo trabajo, de mucho esfuerzo''.

Un par de kenianos se repartieron la plata y el bronce, con Eliud Kipchoge segundo con 13:02.80 y Edwin Cheryiyot Soi tercero con 13:06.22.

Fue el segundo doblete etíope en carreras de fondo, ya que Tirunesh Dibaba se coronó con una inédita combinación de triunfos en los 5.000 y 10.000.

Estados Unidos quebró esa hegemonía africana al ganar los relevos 4x400 femenino y masculino.

El primero de ellos fue con un gran remate de Sanya Richards, quien cuando recibió el batón para el último tramo estaba muy lejos de la rusa Anastasia Kapachinskaya.

Alentada por todo el estadio y en un esfuerzo supremo, Richardson se le fue acercando a la rusa hasta que la pasó a menos de 10 metros de la llegada para darle el oro a su país con un tiempo de 3 minutos y 18.55 segundos.

Rusia se quedó con la medalla de plata con 3:18.82 y Jamaica entró en el tercero lugar con 3:20.40.

Mary Wineberg, Allyson Felix y Monique Henderson completaron la cuarteta de Estados Unidos, cuyo triunfo puso fin a una serie de sonados fracasos en el atletismo en Beijing, cuyos puntos más destacados fueron la descalificación de las postas en ambas ramas de los 4x100 por malas entregas del batón.

En la siguiente prueba, los hombres siguieron la ruta triunfal de las mujeres y fue así como Estados Unidos se quedó con su segundo oro de la jornada en el relevo 4x400 con nuevo récord olímpico.

LaShawn Merritt, campeón de los 400, Angelo Taylor, campeón de los 400 con vallas, David Neville y Jeremy Wariner cubrieron el recorrido en 2:55.39 minutos.

Bahamas se llevó la medalla de plata en 2:58.03 y Rusia la de bronce en 2:58.06.

En los deportes de campo, el noruego Andreas Thorkildsen revalidó su medalla de oro en el lanzamiento de la jabalina con un nuevo récord de los juegos al lanzar el implemento a 90,57 metros en su cuarto intento. De esta manera superó la marca de 90,17 que tenía el checo Jan Zelezny desde Sydney 2000.

Ainars Kovals, de Letonia, se llevó la de plata con 86.64 metros en su último intento, y la de bronce fue para el finlandés Tero Pitkamaki, que logró 86,16.

En salto alto femenino, la belga Tia Hellebaut ganó el oro y el croata Blanka Vlasic y la rusa Anna Chicherova se llevaron plata y bronce, respectivamente.

El atletismo se cerrará el domingo temprano con el maratón, en el que además de los favoritos etíopes Deriba Merga y Tsehay Kebede.

  Comentarios