Olimpiadas

Los cinco grandes dioses del olimpo

EL ESTADOUNIDENSE 
Michael Phelps, la 
gimnasta soviética 
Larysa Latynina, el 
nadador 
norteamericano Mark 
Spitz, el velocista y 
saltador de longitud el 
estadounidense Carl 
Lewis y el corredor de 
media y larga 
distancia, el finlandés 
Paavo Nurmi.
EL ESTADOUNIDENSE Michael Phelps, la gimnasta soviética Larysa Latynina, el nadador norteamericano Mark Spitz, el velocista y saltador de longitud el estadounidense Carl Lewis y el corredor de media y larga distancia, el finlandés Paavo Nurmi.

Los héroes del deporte se convierten en figuras míticas cuando logran con sus proezas tocar los corazones de los fanáticos y ubican sus nombres en un lugar especial en las páginas de la historia.

Las medallas no mienten. Phelps, Lewis, Latynina, Spitz y Nurmi


Michael Phelps, Carl Lewis, Larysa Latynina, Mark Spitz y Paavo Nurmi, son los máximos medallistas de oro de los Juegos Olímpicos. Y las medallas de oro no mienten, hablan. Por sus triunfos, pueden ser considerados como los cinco dioses del olimpo.

Michael Phelps, el héroe de los Juegos de Pekín, es un símbolo de lo que un atleta puede alcanzar con un excelente entrenamiento, dedicación y talento natural.

El nadador estadounidense que nació en Maryland, Baltimore, el 30 de junio de 1985, ha ganado 14 medallas de oro y dos de plata.

Después de participar a la edad de 15 años en los Juegos de Sidney 2000 sin ganar preseas, sumó seis de oro y dos de bronce en Atenas 2004.

Los Juegos de Pekín convirtieron a Phelps en el gran rey de la natación de todos los tiempos, al ganar ocho medallas de oro y superar la hazaña de Mark Spitz de siete doradas en Munich 1972. Phelps alcanzó esta proeza en nueve días de competencia, estableciendo siete récords mundiales y uno olímpico.

Otro estadounidense, Carl Lewis, sumó nueve medallas de oro y una de plata en 100 y 200 metros, relevo 4x100 y salto de longitud.

Nació el primero de julio de 1961 en Birmingham, Alabama. Su historial olímpico comenzó en los Juegos de Los Angeles 1984, donde ganó cuatro de oro para igualar la marca de su compatriota Jesse Owens, en Munich 1936.

En Seul 1988, Lewis alcanzó dos del metal dorado y una del plateado. En Barcelona 1992, repitio con dos de oro y en Atlanta 1996 sumó su cuarto título olímpico consecutivo en salto de longitud.

Fue elegido el Atleta del Siglo por el Comité Olímpico Internacional, y sus 65 victorias sin derrotas durante 10 años de competencia en salto largo, es una las marcas que se mantienen en los libros del atletismo mundial.

La gimnasta rusa, la soviética Larissa Latynina, que nació en Ucrania el 27 de diciembre de 1934, sumó 18 medallas entre 1956 y 1964, nueve de oro, cinco de plata y cuatro de bronce.

En Melbourne 1956, Latynina ganó cuatro de oro, una de plata y una de bronce. La atleta ucraniana volvió a exhibir su clase en Roma 1960, al sumar tres de oro, dos de plata y una de bronce, cerrando su brillante carrera olímpica en Tokio 1964, con dos de oro, dos de plata y dos de bronce.

Latynina es la única mujer que ha ganado nueve medallas de oro y es la figura olímpica con mayor número de preseas, con 18.

El finlandés Paavo Nurmi nació en Turku, el 13 de junio de 1897. Sumó nueve medallas de oro y tres de plata en 12 eventos que compitió, entre 1920 y 1928.

Fue el mejor corredor del mundo en media y larga distancia, estableciendo varios récords mundiales en 1500 metros y 20 kilómetros.

En París 1924, ganó cinco de oro, incluyendo los 1500 y 5000 metros, con sólo 26 minutos de diferencia entre una y otra carrera.

Nurmi también pudo ganar preseas en 1932, en Los Angeles, pero fue declarado atleta profesional al recibir salario por hacer anuncios publicitarios.

Es imposible hablar del olimpismo olvidando el nombre de Mark Spitz.

El estadounidense nació el 10 de febrero de 1950, en Modesto, California.

Spitz sumó nueve medallas de oro, una de plata y una de bronce en la natación, entre 1968 y 1972.

En México 1968, Spitz ganó dos preseas de oro, una de plata y una de bronce, mientras que en Munich 1972 estableció una marca de siete doradas en 100 metros libre, 200 metros libre, 100 metros mariposa, 200 metros mariposa, relevo 4x100 libre, relevo 4x200 libre y relevo 4x100 estilos.

El récord de Spitz permaneció por 36 años, hasta que en estos Juegos que acaban de concluir en Pekín, su compatriota Phelps se encargó de romperlo.

Durante su ilustre carrera en la natación, Spitz estableció 26 marcas mundiales y 35 de Estados Unidos.

Algunos mencionan que la gimnasia, el atletismo y la natación, son los tres deportes que más medallas entregan en Juegos Olímpicos, y que esto beneficia a sus protagonistas a la hora de seleccionar a los grandes atletas de la historia.

Pero cualquier justificación que se plantee, perdería valor cuando se analizan las hazañas logradas por Michael Phelps, Carl Lewis, Larysa Latynina, Paavo Nurmi y Mark Spitz: las cinco grandes figuras del olimpo.



Envíe sus cartas y comentarios a:

mmartinez @elnuevoherald.com



  Comentarios