Otros Deportes

Gladiador salido de las peligrosas calles de Miami va a prueba de fuego en la UFC

JORGE MASVIDAL durante un entrenamiento en el Elite Athletes Performance el 30 de enero del 2015.
JORGE MASVIDAL durante un entrenamiento en el Elite Athletes Performance el 30 de enero del 2015. El Nuevo Herald

Nada huele, suena y suda más Miami en la UFC que Jorge Masvidal. El peleador forjado en las calles del código 305 es uno de los nombres más repetidos en el circuito supremo de Artes Marciales Mixtas y este 13 de mayo todos podrán verlo en acción.

Másvidal (32-11 MMA, 9-4 UFC) se enfrentará en el American Airlines Center de Dallas a Demian Maia (24-6 MMA, 18-6 UFC) en el evento de Pago Por Ver UFC 211 que va forjando un programa impresionante por la calidad de todos los implicados.


Para el guerrero de 32 años será una excelente oportunidad de dar un salto del puesto sexto en el ranking de la división welter contra el veterano brasileño de 39, actualmente ubicado en el tercero.

Maia, un hombre que vive y muere en las llaves y los agarres, viene de ganar seis combates consecutivos, tres de los cuatro últimos por sumisión sobre los reconocidos Neil Magny, Matt Brown y Carlos Condit.

Masvidal, quien entrena en el American Top Team y aprendió de sus heridas en los circuitos Strikeforce y Bellator, se ha impuesto en sus pasados tres desafíos, con victorias sobre hombres de relieve como Jake Ellenberger y Donald Cerrone.

Hijo de padre cubano y mamá peruana, Masvidal ya era una legenda urbana en Miami antes de ser conocido en la UFC por sus peleas ilegales en patios de la ciudad, esos mismos donde nació la leyenda del ya desaparecido Kimbo Slice.


Los videos de esos combates fueron vistos por millones en Youtube y de ahí nació la reputación de gladiador sin miedo que todavía hoy le acompaña en los circuitos profesionales.

"Mi objetivo era llegar a la UFC para luchar por un título mundial’’, expresó Masvidal en entrevista con El Nuevo Herald. “Poco a poco lo voy logrando. Mi objetivo es convertirme en un ejemplo para la juventud de Miami. La gente lo mira a uno y ve solo al guerrero, pero muchas no ve el esfuerzo y el sacrificio para llegar a este punto. El talento y la sangre caliente te llevan lejos por un tiempo, pero no hasta el final del éxito. Eso lo encuentra uno en el gimnasio’’.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro y escúchelo en Voces del Deporte de lunes a viernes, de 9 a 12 AM por la 990 ESPN Deportes

  Comentarios