Otros Deportes

Argentina y Rusia en semifinales

EL JUGADOR argentino David Nalbandian retorna la bola en un entrenamiento previo al 
partido frente a Rusia, en las semifinales de la Copa Davis.
EL JUGADOR argentino David Nalbandian retorna la bola en un entrenamiento previo al partido frente a Rusia, en las semifinales de la Copa Davis. AFP / Getty Images

Los tenistas del equipo argentino admitieron este martes que Rusia será un adversario "muy duro'' en la semifinal de la Copa Davis, que se disputará entre el viernes y el domingo en el Parque Roca de Buenos Aires, pese a que harán pesar su condición de locales.

Será el cuarto partido entre los rivales en cuatro años


"Estamos en perfectas condiciones, nos entrenamos con dedicación y con deseos de triunfar. Sabemos que va a ser una serie muy dura, por eso hay que estar muy concentrados'' señaló al argentino David Nalbandian.

"Llegamos bien para este partido, estamos motivados por jugar en casa y queremos aprovecharlo'', concluyó el tenista argentino, séptimo en el escalafón mundial.

El capitán de los albicelestes, Alberto Mancini, ratificó dichas presunciones al confirmar que Nalbandian y el ascendente jugador Juan Martín del Potro (13) disputarán los individuales.

Agustín Calleri (51) y Guillermo Cañas (55) completan la formación argentina y en principio serán los elegidos para disputar el partido de dobles, aunque Mancini admitió que "todo depende de los resultados del viernes en la primera jornada, entonces todo podría cambiar''.

Nalbandian dijo estar en buen estado físico, tras recuperarse de una lesión en la cadera que lo dejó durante más de un mes fuera del circuito, aunque regresó a la actividad en los pasados Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y luego disputó el Abierto de Estados Unidos.

"Tuve un año complicado pero ahora estoy mejor, de a poco estoy tomando más ritmo, no siento molestias y eso es un factor de gran importancia de cara a un fin de semana muy duro'', dijo.

Pese a mostrar respeto hacia los jugadores rusos, Nalbandian se ilusionó con un triunfo que significaría una revancha tras la derrota que sufrieron en la final de la Copa Davis del 2006.

"Podría ser una gran revancha. Pero será difícil, porque Argentina hace mucha diferencia con otros países jugando sobre polvo de ladrillo, pero me parece que en esta ocasión no será así, porque ellos juegan muy bien en esta superficie'', advirtió.

Al analizar al rival, Mancini destacó que Igor Andreev (19) "es un jugador muy duro, que impone mucho desgaste físico, y puede estar en nivel alto o muy errático, pero este año viene bastante bien''.

Sobre Nikolai Davidenko (6), recordó que "ya disputó dos finales de la Davis, tiene experiencia y eso cuenta''.

No obstante, el capitán estimó que "el público es un factor que siempre nos ayuda. Esto es la Copa Davis y cuando vamos afuera (a otros países) nos hacen sentir que somos visitantes. El público argentino alienta mucho, pero no les falta el respeto a los rivales''.

‘‘Argentina y Rusia tienen dos buenos equipos, pero la fervorosa hinchada argentina podría inclinar la balanza a favor de los locales en la serie por la semifinales de la Copa Davis'', admitió el ruso Igor Andreev en entrevista con el canal TyC Sports.

El ruso, 19no del escalafón mundial, cree que "la gente latina es muy caliente, cada partido de tenis es como uno de fútbol''.

Además de Andreev, el equipo ruso se conforma con Nikolai Davidenko (6 del ranking ATP), Dmitri Tursunov (26) e Igor Kunitsin (72).

"Los que estamos acá formamos el equipo más fuerte'', advirtió Andreev.

Con todos los boletos vendidos para la serie, el estadio estará colmado, con unos 14,000 espectadores cada día.

Del Potro, quien cumplirá 20 años la semana próxima y fue visto pocas veces por el público argentino, disputará su primer partido como local en una Copa Davis.

"La gente espera que juegue en el mismo nivel que tuve en las últimas semanas, pero no tengo que tomarlo con presión sino que tengo que disfrutarlo. Igual espero cumplir con las expectativas de todos'', confesó.

Este será el cuarto partido entre argentinos y rusos en los últimos seis años, con victorias de los europeos en la semifinal del 2002 (3-2) y la final del 2006 (3-2), ambas veces en partidos disputados en Moscú, mientras que los sudamericanos se impusieron con un rotundo 5-0 en los cuartos de final de la Copa Davis del 2003.

  Comentarios