Otros Deportes

Nadal sufre para imponerse en su debut

RAFAEL NADAL ganó en el Masters de Madrid y se puso a dos 
victorias de terminar el año como el número uno del mundo.
RAFAEL NADAL ganó en el Masters de Madrid y se puso a dos victorias de terminar el año como el número uno del mundo. EFE

Rafael Nadal se puso a dos victorias más de terminar el año como el número uno del mundo, aunque el español debió esforzarse al máximo para derrotar en su debut 7-5, 3-6, 6-3 al letón Ernest Gulbis y acceder a la tercera ronda del Masters de Madrid.

Gulbis fue un incómodo rival cuando obligó a Nadal irse a cuatro sets en el último Wimbledon y el partido fue igual de complicado.

Pero Gulbis pagó caro su irregularidad, reflejada con excelentes puntos que de inmediato fueron seguidos por errores no forzados.

‘‘Creo que este año he pasado ya toda la presión que tenía que pasar'', expresó Nadal, campeón este año del Abierto de Francia, Wimbledon y la medalla de oro olímpica. "Pase lo que pase será un año fantástico. Tengo menos presión que nunca. Menos de lo habitual''.

Nadal, quien fue el campeón de Madrid en el 2005, se enfrentará ahora con el francés Richard Gasquet, quien remontó para dejar en el camino al estadounidense Mardy Fish 6-7 (3), 6-4, 6-3.

A primera hora, el británico Andy Murray se benefició con la lesión de su rival para avanzar a la tercera ronda, mientras que el estadounidense James Blake sucumbió en su debut y comprometió sus aspiraciones de ir a la Copa Masters.

Blake cedió 3-6, 6-1, 6-4 ante el francés Gilles Simon.

Murray, cuarto cabeza de serie y finalista del Abierto de Estados Unidos, sorteó sin problemas su debut cuando el italiano Simone Bolelli abandonó por una dolencia en el hombro en el segundo set.

"Vengo jugando bien y mejor que durante el verano'', declaró Murray, quien en agosto obtuvo su primer título de la Serie Masters al imponerse en el torneo de Cincinnati.

Su rival de turno será el croata Marin Cilic, quien se deshizo 6-2, 6-3 del español Fernando Verdasco.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios