Otros Deportes

Andy Roddick, la promesa olvidada

ANDY RODDICK, quien en la semifinal en California cayó 6-4, 
7-6 (4) ante Rafael Nadal, sale como favorito en Miami.
ANDY RODDICK, quien en la semifinal en California cayó 6-4, 7-6 (4) ante Rafael Nadal, sale como favorito en Miami. EFE

Su servicio es uno de los más temibles. En su hoja de vida ya aparece un título en Miami. Pero ¿por qué nadie considera a Andy Roddick como favorito?

Si bien el texano se encuentra entre los 10 mejores del mundo desde hace ya seis años, existe el consenso de que Roddick realmente no cumplió la profecía de ser el elegido como el gran heredero de las estrellas estadounidenses de la raqueta Pete Sampras y Andre Agassi.

Para el Abierto Sony Ericsson, pese a que llega como el quinto sembrado, tampoco está como uno de los grandes candidatos.

Por delante se encuentra su némesis, el suizo Roger Federer -en un potencial encuentro en cuartos de finales y en el que se reeditaría lo sucedido el año pasado en el donde el texano el ganador-, y en una eventual final, a Rafael Nadal.

Pero, como dijo el ex coach de básquetbol Rudy Tomjanovich, no se puede desestimar el corazón de un campeón.

Y mucho menos cuando ha estado jugando bien en forma reciente.

"Me siento bien en este momento. Tuve una buena actuación en Indian Wells, especialmente en una superficie que no me favorece mucho. Ahí le gané a David Ferrer y a Novak Djokovic y tuve chance también ante Rafa'', señaló Roddick, quien en la semifinal en California cayó 6-4, 7-6 (4).

Roddick, quien hará su debut este año en Miami hoy ante el argentino Diego Junqueira, ha tenido un buen 2009, acumulando balance de 23-4 y un título en Memphis.

Su desempeño positivo lo atribuye, en parte, a la labor de su coach Larry Stefanki, con quien empezó a trabajar en noviembre pasado.

"Apenas contraté a Larry le dije que él era el encargado, que yo estaría para seguir sus órdenes. Y lo primero que me pidió fue que perdiera 15 libras", admitió Roddick.

Pero Stefanki, quien también tuvo bajo su tutela a John McEnroe, Tim Henman y al chileno Marcelo Ríos, le dio un arma poderosa a Roddick, una que no tiene nada que ver con las condiciones físicas: el conocimiento.

"El conoce mucho a los jugadores. Sabe muy bien cuáles son las tendencias de los tenistas y cómo establecer un plan de juego'', añadió.

La diferencia entre el Roddick del 2009 y el de años anteriores, no pasa desapercibida por los mismos jugadores.

"Está claro que está jugando mejor. Se siente su progreso'', reconoció Djokovic, el número tres del mundo y quien ha caído en dos ocasiones ante Roddick este año.

Roddick se impuso en Miami en el 2004.

  Comentarios