Otros Deportes

Roger Federer evita el fantasma de la sorpresa

Roger Federer.
Roger Federer. Gaston de Cardenas

Roger Federer llegó a Key Biscayne con un estatus diferente al de años anteriores. Y es que desde el 2003 se aparecía por acá como el número uno del mundo.

Su juego de ayer, no obstante, no fue nada distinto y el resultado fue exactamente al que casi siempre tuvo por aquellos años: la victoria.

El Expreso Suizo inició su senda en el Abierto Sony Ericsson con una victoria 6-3, 6-2 al estadouunidense Kevin Kim y así avanzó a la tercera ronda del torneo, etapa en que la enfrentará al alemán Nicolás Kiefer.

Federer, quien se coronó en el Crandon Park en el 2005 y 2006, se vio dominante ante un veterano cuya mejor ubicación en el ránking en su carrera fue el puesto 63 logrado en marzo del 2005.

"Me sentí bastante bien. Me moví muy bien. Fue un buen partido para empezar este torneo'', aseguró Federer.

El suizo, que busca este año igualar la marca de más títulos de Grand Slam en poder de Pete Sampras con 14, se vio tan superior a su oponente que en un pasaje del desafío se atrevió a hacer algunos experimentos de cara a juegos futuros.

"Especialmente cuando estaba arriba 5-1 pude quitar el pie del acelerador y tratar algunas cosas. Claro siempre hay que ser cuidadoso. Pero la verdad es que especialmente hacia el final del partido traté de probar cosas diferentes", sentenció Federer.

Otro ex monarca del Ericsson, el serbio Novak Djokovic espantó el fantasma de la sorpresa y sacudió al canadiense Frank Dancevic, superándolo 6-3, 6-2.

Djokovic, quien se impuso en el 2007 en lo que fue el primer gran título de su carrera, fue protagonista del mayor sobresalto en la edición del año pasado, al ser enviado a casa en su primer partido por el surafricano Kevin Anderson.

El actual número tres del mundo evitó en esta oportunidad la conmoción que deja el revés inesperado.

"Me sentí muy bien y quedé contento por la manera en que inicié esta vez el torneo", señaló. "Jugué bien y la clave de ello fue la concentración que tuve en el partido".

En cuanto al bando latinoamericano, la armada argentina perdió a uno de sus representantes con la salida de Agustín Calleri, quien cayó sin atenuantes 6-1, 6-1 ante el francés Jo-Wilfried Tsonga.

Mientras tanto, los estadounidenses se apuntaron sendas victorias a través de James Blake, quien superó al francés Julien Benneteau 6-4, 6-4; Taylor Dent, quien eliminó al español Nicolás Almagro con triunfo de 2-6, 7-2, 7-6 (7); y Robert Kendrick, tenista que se ganó su clasificación en las eliminatorias previas y ayer doblegó al sembrado número 23, al sueco Robin Soderling.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios