Otros Deportes

Duelo parejo entre Djokovic y Murray

CON GRAN estilo, Novak Djokovic y Andy Murray llegaron al partido 
cumbre en Key Biscayne. Animarán hoy una final de difícil pronóstico.
CON GRAN estilo, Novak Djokovic y Andy Murray llegaron al partido cumbre en Key Biscayne. Animarán hoy una final de difícil pronóstico. The Miami Herald

La declaración parece calcada. Casi copiada.

Roger Federer dijo horas antes de enfrentar a Novak Djokovic en la semifinal del Abierto Sony Ericsson que ya tenía la fórmula para derrotar al serbio.

Y Andy Murray, quien jugará el domingo a la 1 p.m. ante el número tres del mundo por el título del llamado quinto Grand Slam del tenis, también dijo exactamente lo mismo.

El problema es que a Federer la estrategia le falló.

"Sé que tendré que jugar bien para derrotarlo. Pero las últimas veces que lo hice descubrí la manera de vencerlo. Me siento con confianza'', señaló Murray, quien en los dos duelos previos que tuvo con Djokovic lo doblegó.

Ambos llegan a la final del Sony Ericsson con motivaciones diferentes, pero obviamente con el mismo objetivo.

Para Murray será seguir sumando títulos a su resumé y también la posibilidad de continuar su ascenso en el ránking. De hecho, si el escocés gana se colocará a sólo 170 puntos de Djokovic en el tercer puesto y eventualmente pudiera tomar por asalto esa posición durante la temporada de arcilla, en la que tiene menos tantos que defender que su rival.

Para Djokovic significará no sólo evitar el acecho de Murray, sino también acercarse al mismo Federer en el segundo puesto y, lo más importante, cimentar su confianza luego de un inicio lento en el año.

"Creo que estoy jugando con un nivel más alto en estos días y tengo ahora más confianza y más autoestima. Con suerte espero seguir esta tendencia para el partido'', aseveró Djokovic, quien buscará su segundo título en Key Biscayne, luego de imponerse en el 2007.

Y ciertamente necesitará mucha seguridad en sí mismo contra Murray.

El estilo de juego del escocés se basa en desgastar a su rival, gracias a su inteligencia para saber telegrafiar los golpes del contrario y devolver pelotas que pueden parecer impensables.

"Es un tipo fuerte y corre por toda la cancha. Cambia el ritmo muchísimo. Además es un jugador realmente inteligente, que aunque no tiene grandes armas, es muy sólido en cada uno de sus golpes'', analizó Djokovic.

Fiel a las reglas de etiqueta de los deportes, y especialmente del tenis, ninguno de los dos quiso adelantarse a lo que sucederá esta tarde en la cancha principal del Crandon Park.

"Sé que si jugamos bien, va a ser un gran partido. Y estoy seguro de que él se siente igual'', apuntó Murray.

Djokovic llega con la confianza mental no sólo de haber vencido a Federer, sino también de haberlo sacado de sus casillas y dejarlo con un sentimiento de frustración.

Y Murray sabe que ésta es la mayor ventaja que tendrá el serbio.

"Voy a jugar diferente de cómo Federer lo hizo hoy [el viernes]'', dijo Murray.

Bastará saber si podrá salir también con un resultado diferente.

  Comentarios