Otros Deportes

Entre los cuatro mejores

EL ARGENTINO Juan Martín del Potro empezó lento, pero luego tomó su ritmo para llevarse el triunfo.
EL ARGENTINO Juan Martín del Potro empezó lento, pero luego tomó su ritmo para llevarse el triunfo. GETTY IMAGES

Juan Martín Del Potro supo sacudirse de un arranque letárgico y con una impresionante reacción se instaló por primera vez en las semifinales del Abierto de Estados Unidos.

Tras ceder el primer set, el sexto preclasificado argentino ganó 17 de los últimos 20 juegos para anotarse un inapelable triunfo 4-6, 6-3, 6-2, 6-1 sobre el croata Marin Cilic.

Del Potro, quien dentro de unos días cumplirá 21 años, enfrentará en las semifinales al ganador del duelo entre el español Rafael Nadal (3) y el chileno Fernando González (11), quienes jugaban en la sesión nocturna. La otra semi será disputada por el suizo Roger Federer (1) y el serbio Novak Djokovic (4).

Será la segunda semifinal en la temporada para Del Potro en los Grand Slams, después que perdió ante el suizo Federer en cinco vibrantes sets en el Abierto de Francia.

El partido se definió de la misma forma del único duelo previo entre ambos. Eso fue en los octavos de final del Abierto de Australia, el pasado enero, con Del Potro viniendo de atrás tras perder el primer parcial.

La semi Del Potro-Cilic fue catalogada como una pulseada entre clones debido a los estilos idénticos de dos jugadores de 20 años, ambos con potentes servicios y de 1.98 metros de estatura. También nacieron en septiembre de 1988, separados por sólo cinco días de diferencia.

Se jugó más en un día que pareció ser de otoño, en vez de la parte final del verano en Nueva York, con los espectadores abrigados en medio de condiciones de fuertes vientos y temperaturas en el límite en los 20 grados (68 F).

Fue un duelo parejo hasta promediar el segundo set, en el que Del Potro desempolvó su repertorio ante un Cilic que se derrumbó completamente al cometer 53 errores no forzados.

Cilic prolongó su agonía al quebrarle el saque a Del Potro para evitar irse en blanco en el último set, pero el argentino no falló en el siguiente juego y cantó victoria cuando el croata mandó afuera una derecha cruzada.

Del Potro no perdonó en ninguna de las ocho ocasiones de quiebre que dispuso, incluyendo la del match point.

"Es una cosa muy linda jugar frente a toda esta gente'', dijo Del Potro al término del partido, que fue su primero en la cancha central Arthur Ashe en todo el torneo.

  Comentarios