Otros Deportes

El tenis argentino vive su momento dorado

JUAN MARTIN DEL POTRO.
JUAN MARTIN DEL POTRO.

Quizás el tenis argentino esté pasando su mejor época después de Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini. Este momento actual se lanzaría en alza desde mediados del 2002, cuando un desconocido tenista argentino, David Nalbandian, hacía estragos en Wimbledon y, de manera sorprendente y con un buen juego, llegaba a la final donde caería derrotado por el entonces #1 del Lleyton Hewitt. Desde ese instante hubo un click y la Argentina sería una de los mejores países en sacar profesionales. A los que ya estaban haciendo sus primeros pasos, se le potenció el nivel de Guillermo Coria, Gastón Gaudio, Mariano Puerta, Guillermo Chela y Guillermo Cañas.

La gran labor realizada en los Torneos Challenger por los deportistas y sumado el buen trabajo por parte de los entrenadores generó un buen combo que no tardó en dar sus frutos. El año 2003 fue el despegue de Nalbandian, derrotando en la final del Masters de Shangai a Roger Federer, actual N°1 del mundo. Mientras que Coria, Gaudio y Cañas ya mostraban su temple tenístico en los Torneos de ATP y Grand Slam.

La principal muestra de este crecimiento fue la final de Roland Garros 2004, en donde dos compatriotas se dirimieron en título en la final, la que quedó en poder de Gastón Gaudio cuando remontó un partido que a priori parecía definido para Guillermo Coria, pero unos calambres en su pierna derecha y una puntada en la espalda le jugaron una mala pasada.

Al año siguiente fue Mariano Puerta quien dio el batacazo e hizo un gran Roland Garros y llegó a la final, la cual no pudo conquistar dado que se enfrentó al juego superlativo de Rafael Nadal ( N° 2 del mundo) . Con esta camada de jugadores, la Copa Davis parecía estar más cerca que nunca, al disputar en dos ocasiones la final y caer derrotada contra Rusia y España, pero aún hasta el día de hoy le es esquiva a nuestra Legión.

Después de cinco años, un tenista nacional logró conquistar un Grand Slam, esta vez fue Juan Martin Del Potro, que luego de una segunda mitad en el 2008 y un buen comienzo en el 2009 pudo plasmar ese potencial en la cancha y llegar a la final del U.S Open, venciendo en la final al mejor jugador del mundo, Roger Federer y dejando a grandes rivales en el camino como : Rafael Nadal, Wawrinka, entre otros grandes jugadores.

Llegando al final de la temporada 2009 y a falta de dos grandes torneos a disputar como el ATP de Tokio y el Master de Emiratos Arabes, la legión argentina se prepara para cosechar alguno de los Torneos por jugar, mientras el gran anhelo sigue siendo, tanto para los jugadores como para el pueblo argentino, la Copa Davis.

  Comentarios