Otros Deportes

Nadal y Roddick se cruzan en Miami por el pase a la final

Rafael Nadal va por el pase a la final contra Andy Roddick.
Rafael Nadal va por el pase a la final contra Andy Roddick.

Andy Roddick apela a la simplicidad para describir a su próximo rival. En una sola frase se encierra el obstáculo que tendrá este viernes en la jornada del día del Abierto Sony Ericsson.

"Rafa es Rafa'', dijo el estadounidense acerca del español Rafael Nadal.

El diminutivo que utiliza Roddick implica respeto y reconocimiento hacia un oponente que, con apenas 23 años, ya es considerado uno de los mejores en la historia del tenis. En otras palabras, Nadal no necesita más explicaciones, ni cartas de presentación.

Roddick tampoco.

El estadounidense y el ibérico se jugarán el pase a la final en lo que bien pudiera catalogarse como el real partido por el título, tomando en cuenta la ausencia de los otros nobles del tenis, Roger Federer, Andy Murray y Novak Djokovic.

Nadal, no obstante, no se contagia de esta fiebre de la posible "final adelantada'' y más bien apela a la precaución.

"¿Una final? Para mí más bien luce como una semifinal. Cada juego es difícil y el otro lado del cuadro está duro también'', advirtió el zurdo.

Pero de la forma en que se han exhibido Roddick y Nadal difícilmente se pueden acallar las voces que califican este desafío como el de mayor interés en el lado masculino del torneo.

Roddick vive un gran momento. El estadounidense, que viene de jugar la final del Indian Wells, dejó de ser un tenista unilateral -que dependía del poder de su saque y de su forehand- y ahora posee un arsenal más completo. Sumando sus dos triunfos anteriores en el Sony Ericsson, no llega a 20 errores no forzados.

"En este momento me siento bastante bien. Cuando no estás bien, el juego se siente de forma forzada. Pero cuando juegas bastante a un buen nivel entonces se producen cosas positivas. Creo que estoy justamente en esa etapa'', explicó Roddick, quien buscará su pase a la semifinal por tercera vez en un torneo en el que se coronó en el 2004.

A Nadal le ha costado más llegar a la ronda de los cuatro mejores. Pero ciertamente ha tenido rivales de mayor peso a los que enfrentó Roddick. En ese sentido, el ibérico debió sortear a David Nalbandian, David Ferrer y Jo-Wilfried Tsonga.

Pero su mayor obstáculo está por venir y lo sabe.

"Andy siempre implica un gran desafío. Es un gran competidor. Es un ganador. Creo que debo jugar mi mejor tenis para ganar'', admitió Nadal, quien ha avanzado dos veces a la final en Miami y jamás ha podido llevarse a casa el trofeo.

En el duelo particular entre ambos el europeo lleva ventaja sobre el texano. Cinco de los siete choques han sido para Nadal, incluyendo las tres últimas veces que se vieron las caras.

Roddick espera cambiar la marea.

El ganador aún le restará un paso más hacia el título. Pero hasta el mismo Nadal no puede ocultar que los rivales son dignos de una final de cualquier evento del mayor abolengo tenístico.

"Va a ser un juego entre los dos mejores del mundo'', sentenció.

  Comentarios